CarGarantie
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El Hub, principal opción para reindustrializar Nissan Barcelona, necesitaría una inversión publico-privada de 300 millones
España Fábricas General

El Hub, principal opción para reindustrializar Nissan Barcelona, necesitaría una inversión publico-privada de 300 millones

De los cuatro proyectos firmes para reindustrializar las tres plantas de Nissan Barcelona, el más potente es el Hub de descarbonización, que estaría liderado por la empresa catalana QEV Technologies, y que ofrece crear entre 1.000 y 1.500 empleos directos en 2023 y hasta 3.500 en 2025, a los que habría que sumar otros 500 indirectos.

El Hub, principal opción para reindustrializar Nissan Barcelona, necesitaría una inversión publico-privada de 300 millones
Fábrica de Nissan Barcelona donde se ensambla la e-NV200.

Los proyectos para reindustrializar las tres fábricas de Nissan Barcelona se han reducido de 17 a cuatro y el más potente es el Hub de descarbonización, que estaría liderado por la empresa catalana QEV Technologies, y que ofrece crear entre 1.000 y 1.500 empleos directos en 2023 y hasta 3.500 en 2025, a los que habría que sumar otros 500 indirectos.

Según fuentes de la negociación consultadas por La Tribuna de Automoción, la inversión necesaria sería de alrededor de 300 millones de euros, de los que 150 los aportarían las administraciones públicas y la otra mitad las compañías que entrasen en la operación. Ese nuevo grupo industrial se dividiría en tres partes.

La primera, la ya mencionada empresa española, cuyo CEO es Joan Orús, realizaría un biplaza eléctrico, una furgoneta pequeña y una mediana, un camión ligero, además de autobuses eléctricos de ocho y 12 metros y una plataforma para vehículos de hidrógeno. El punto negativo —solo afectaría a esa parte del negocio— es que, como la mayoría de empresas que se han interesado, piden a Nissan la licencia para producir la e-NV200, algo a lo que se ha negado la marca japonesa.

La segunda parte del modelo de negocio estaría compuesta por las suecas Inzile y Volta, que hicieron público su interés hace meses, a las que hay que sumar el fabricante de VE Lupa Energy, el productor de placas solares Ecopower, el de llantas Wanaka y, según ha podido saber esta publicación, por Navigator, un fondo de inversión alemán que querría continuar estampando en Montcada i Reixac, empleando a 115 personas.

La actividad de estas siete empresas, que ensamblarían unos 100.000 coches al año —a las que se podrían sumar más en el futuro—, generaría otra serie de puestos de trabajo indirectos relacionados con el mantenimiento, la limpieza, seguridad, servicios de restauración, entre otros.

Sin embargo, a pesar de ser la opción más firme, el principal problema del hub es que, en principio, los sindicatos de Nissan Barcelona consideraban que este proyecto no es tan potente para la industria auxiliar si se compara con uno de un único constructor que realice una gran producción, a lo que hay que añadir repartir la plantilla entre diferentes iniciativas.

La vía Silence, por el momento, menos sólida

Una novedad que se ha puesto sobre la mesa en la última reunión es que Silence, que estuvo desde el principio en el hub de descarbonización se ha salido y ha presentado su propio proyecto, como adelantó La Vanguardia. Con una inversión de 30 millones, la empresa con sede en Esplugues de Llobregat (Barcelona) ha planteado fabricar motos en las instalaciones de Nissan, pero también ha pedido la licencia de la e-NV200.

En el caso altamente improbable de conseguirlo, ocuparía Zona Franca y, si no, le bastaría con Montcada. El punto que no está claro del todo es el del empleo, puesto que sin la furgoneta eléctrica necesitaría 400 trabajadores y con el permiso para comercializar este vehículo, 450.

La tercera vía es la que propone Ronn Motor Group para fabricar vehículos de hidrógeno. A favor de esta compañía está que no tiene problemas de liquidez y plantean una inversión de 250 millones de euros y, en principio utilizarían las tres factorías. En contra, que no está claro cuál es el business plan —por lo que no se conoce el número de vehículos que harían, aunque están en negociaciones con Uber para vender a gran escala—, que hasta julio de 2023 no arrancaría y que, en principio, solo necesitaría 750 empleados.

La cuarta opción la representa la belga Grupo Punch. Sin embargo, el fabricante de piezas no convence porque propone desembolsar 95 millones de euros a cambio de recibir 250 de subvención y, además, pide a Nissan durante dos años utilizar las patentes de la e-NV200 y de la pick-up Navara, además de emplear su red comercial. En definitiva, hoy por hoy, la mejor opción para Nissan Barcelona es el hub de descarbonización.

La próxima reunión está prevista para julio, pero aún no se ha fijado fecha, puesto que se iba a realizar antes del Automobile Barcelona, pero este se ha aplazado. Lo que sí que es seguro al 99% es que se hará de manera presencial en el Consorcio de Zona Franca, después de que lo haya propuesto el delegado especial del Estado para este organismo, Pere Navarro.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.