auto1.com
auto1.com
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Un tercio de las ventas de Audi en 2025 será de eléctricos
Internacional

Un tercio de las ventas de Audi en 2025 será de coches eléctricos

La marca pasará a tener en su gama, este año, de tres a siete cero emisiones, y para 2025 espera contar con una veintena de estos modelos.

Fábrica de Böllinger Höfe, en la que se fabrica el Audi e-tron GT.
Fábrica de Böllinger Höfe, en la que se fabrica el Audi e-tron GT.

Uno de cada tres coches que comercialice Audi en 2025 será eléctrico, si bien la rapidez del cambio hacia la las nuevas tecnologías de propulsión dependerán, en gran parte, de la recepción que tengan por parte de los usuarios, ha asegurado la responsable de Ventas y Marketing de la firma, Hildegard Wortmann, en la presentación anual de resultados de la compañía.

La marca de los cuatro aros está lista para intensificar sus esfuerzos en electrificación —área en la que invertirán, entre 2021 y 2025, unos 15.000 millones, la mayor parte para el desarrollo de cero emisiones—, en este ejercicio, en el que pasará a tener de tres a siete 100% VE.

Además, a mediados de década, el constructor ya contará con una veintena de modelos movidos al completo por esta energía, con la que cubrirán todos los segmentos de su oferta.

Durante 2020, el fabricante consiguió matricular cerca de 1,7 millones de vehículos (lo que supuso un retroceso del 8% respecto a sus cifras del curso anterior), de los cuales, 110.000 fueron electrificados. Dentro de esta cifra, a su vez, los puramente eléctricos sumaron 52.000 unidades.

A diferencia de lo que ha ocurrido con otras marcas, como Volvo, Audi ha rechazado, por el momento, establecer una fecha fija para el fin de la venta de turismos de combustión. «Lo que es muy importante para nosotros es que la red de carga se expanda, de manera paralela al crecimiento de los VE en nuestra gama. Esto es lo que decidirá lo rápido que avanzará la transformación y cuándo saldremos de los motores de combustión», defendió el CEO, Markus Duesmann.

«El ritmo para llegar a los eléctricos va a ser muy diferente, dependiendo en qué lugar del mundo estemos. La pregunta es cuándo llegaremos a ese punto de cambio. En Europa parece que será más pronto, a comienzos de la próxima década, pero otros mercados, el proceso va a ir más despacio», explicó, por su parte, Wortmann, quien también hizo énfasis en la urgencia de contar con la infraestructura adecuada.

El cuarto trimestre de récord ayuda en los resultados

A pesar de las dificultades vividas el pasado ejercicio, como consecuencia de la Covid-19, los buenos datos conseguidos por Audi en el periodo octubre-diciembre —que cerró con una cifra récord de 505.583 entregas— han ayudado a mitigar, en parte, el impacto de la crisis sanitaria en los resultados anuales.

Así, la marca ha finalizado con un beneficio neto de 3.774 millones de euros, un 4,3% menos que en 2019, mientras que su cifra de negocio se quedó en los 49.973 millones, que se comparan con los 55.580 millones (-10,2%) de 2019.

Por otra parte, el resultado operativo ha disminuido un 43%, al pasar de los 4.509 millones a los 2.569 millones. Asimismo, el margen operativo, que en el curso anterior se situaba en un 8,1%, se ha quedado en esta ocasión en un 5,1%.

Para el año actual, los de Ingolstadt prevén mejorar este último porcentaje, que llegaría, según sus cálculos, a un rango del 7-9%. «Queremos capitalizar el buen momento que arrastramos del cuarto trimestre, aunque el panorama continúa siendo desafiante, por la pandemia y los daños que pueda traer la escasez del suministro de chips», afirmó el director ejecutivo.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.