CarGarantie
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » 63,8 millones para el Moves III y 200 millones para innovación en baterías e hidrógeno a la espera de Europa
España General

El Gobierno destinará 63,8 millones para ayudas a la movilidad y 200 millones para innovación en baterías e hidrógeno en 2021

El Moves del próximo año contará con 36,2 millones de euros menos que el de este ejercicio, si no recibe ninguna inyección extra, como sí ocurrió en 2020. Adicionalmente, el Gobierno destinará 100 millones de euros para financiar proyectos tecnológicos relacionados con los VE y otros 100 millones de euros para impulsar el hidrógeno verde.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

El Ministerio para la Transición Ecológica y para el Reto Demográfico destinará 63.799.000 euros para actuaciones de apoyo a la movilidad energéticamente eficiente y sostenible en 2021, según consta en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno acaba de presentar en el Congreso de los Diputados.

Esta partida, dentro de las cuentas asignadas al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), es la que se emplea para lanzar los planes Moves, por lo que, de no habilitarse fondos adicionales, la tercera edición tendrá ese montante, en comparación con los 100 millones movilizados en el programa de este ejercicio, cuyas bases están en vigor desde el pasado 18 de junio. Desde que las comunidades lanzan su convocatoria, se abre una vigencia máxima para las ayudas de un año o hasta el agotamiento de las mismas.

Pese a la dotación de 63,8 millones, no hay que descartar que se busque una inyección adicional proveniente de recursos no gastados del IDAE, como ha sucedido con los programas anteriores, o de los fondos de recuperación de la UE. Con el Moves II, los 100 millones tienen su origen en las líneas presupuestarias que figuraban en las cuentas estatales prorrogadas de 2018 a 2019 y de 2019 a 2020 de 50 millones en cada caso para apoyar actuaciones de movilidad sostenible. El primero de los dos montantes no se empleó en la edición del año pasado del plan de ayudas, que sacó sus 45 millones de los Presupuestos Generales de 2018, debido a que no fueron invertidos en incentivos algunos.

Para el presupuesto destinado en 2021 para movilidad eficiente, se ha establecido como objetivos que se concedan subvenciones para la renovación de 50.000 vehículos y que se  implanten 25.000 puntos de carga de coches eléctricos. A pesar de esta referencia al achatarramiento, se indica que se primará el desguace de automóviles convencionales «en la medida de lo posible», es decir, se apuesta como este ejercicio por hacer este apartado opcional.

Al margen de la cifra que se acabe consignando al Moves III, desde Anfac se ha pedido que se destinen 450 millones de euros, de los cuales 250 serían para coches cero emisiones y 200 para infraestructura de recarga, una cuantía que la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha señalado que espera que se pueda alcanzar el curso que viene.

En cuanto al Renove, como estaba previsto, no hay nueva asignación en las cuentas estatales, sino que el programa actualmente en marcha, con 250 millones de euros, finalizará el 31 de diciembre, aunque se habilitó que Industria pudiese ampliar su vigencia, así como la capacidad de gestionar los fondos el próximo curso, algo que se da por descontado.

100 millones para el desarrollo de baterías

Por otro lado, en las cuentas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo figura una partida de 100 millones de euros, que se destinará a implementar un novedoso “Programa de ayudas para actuaciones en innovación de tecnología eléctrica, baterías y almacenamiento”, con el que se otorgarán créditos a 60 empresas relacionadas, principalmente, con el desarrollo de las pilas para los vehículos eléctricos.

En este punto, el Gobierno es consciente de que nuestro país necesita contar con empresas españolas “que desarrollen los suministros esenciales como electrodos, celdas de baterías, battery packs, sistemas de gestión eléctrica y térmica, comunicaciones, gestión de datos, soluciones de conectividad y servicios asociados a la movilidad”. Para ello, ofrecerán a esta industria, “instrumentos de apoyo financiero”.

Con estos fondos, el gabinete de Reyes Maroto pretende apoyar a la automoción, que es un sector “estratégico”, en la “profunda transformación” que está viviendo y acompañarlo hacia la “descarbonización, la conectividad, el 5G, el vehículo autónomo y las propulsiones alternativas”, con el objetivo de que “continúe ofreciendo en los próximos años empleo cualificado” y “un tejido industrial innovador tan necesario”.

100 millones para hidrógeno

Un mecanismo similar va a emplear el Ministerio de Industria para crear un “Programa de ayudas para actuaciones de tecnologías vinculadas al hidrógeno” renovable. Al igual que ocurre con el plan para el desarrollo de componentes para el vehículo eléctrico, estará dotado de 100 millones de euros y servirá para financiar proyectos de 60 empresas, según pronostica el Ejecutivo.

Esta iniciativa está vinculada al interés de la Comisión Europea por el lanzamiento de un nuevo gran proyecto de interés común europeo (Ipcei, por sus siglas en inglés) —que se una a los dos existentes de baterías para VE—, para el impulso a la cadena de valor del hidrógeno verde en la UE, “para lo que es necesario crear una línea de ayudas específica a tal fin”.

De esta forma, la intención de Industria es “fomentar la participación de las empresas españolas en el desarrollo de la cadena de valor estratégica del hidrógeno verde, colaborando desde el principio con el resto de empresas punteras europeas, permitiendo situar a España en el liderazgo del desarrollo de las tecnologías del hidrógeno verde”.

Por otro lado, hay que recordar que los Presupuestos Generales del Estado de 2021 recogen el incremento de la tasa al diésel, tal y como adelantó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ayer.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.