La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El Gobierno aprobará ayudas para vehículos de “todas las tecnologías”, de alrededor de 300 millones de euros
Energías España Fábricas General Mercado

El Gobierno aprobará ayudas para vehículos de “todas las tecnologías”, de alrededor de 300 millones de euros de euros

El Ejecutivo incluirá en el programa de ayudas turismos, comerciales, industriales y autobuses nuevos, con independencia de su tecnología. A parte, el Plan Moves, que estará dotado de 65 millones, impulsará los combustibles alternativos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa ofrecida tras la conferencia con los presidentes autonómicos.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa ofrecida tras la conferencia con los presidentes autonómicos.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez va a lanzar un plan de ayudas para la compra de vehículos “de todas las tecnologías”, incluidos los térmicos, dotado con alrededor de 300 millones de euros, según ha podido saber La Tribuna de Automoción de fuentes de la Administración.

Los incentivos, que garantizarán la “neutralidad tecnológica”, se esperaba que fueran aprobados mañana en el Consejo de Ministros, aunque fuentes del sector han afirmado que lo más probable es que no reciban luz verde hasta el próximo 16 de junio.

No obstante, lo que está claro es que “es inminente”, como ya adelantó el presidente del Gobierno recientemente cuando aclaró que el plan de choque para reactivar la automoción contará con seis ejes centrales y cuatro transversales.

Según fuentes conocedoras del texto, las ayudas incluirán también a los vehículos comerciales, industriales y autobuses, además de los automóviles, con el fin de renovar el parque y cambiar modelos antiguos por otros más “limpios y seguros”. Fuentes del sector comentan que el Gobierno podría haber decidido que los coches nuevos que se beneficien sean los que estén catalogados con las etiquetas A o B de eficiencia del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), fijando asimismo un límite también de emisiones de CO2, que podría situarse en torno a los 120 gramos.

El sector apoyará el plan con los mismos fondos

El borrador también especifica que los 300 millones de euros del Estado irán acompañados de una cantidad equivalente que deberá aportar el sector, algo que ya ocurría en el Plan PIVE o en su predecesor 2000E, cuando cada operación de compra se incentivaba con 1.000 euros de los fondos públicos y otros 1.000 de las marcas o de los concesionarios, por lo que el monto total ascendía a 2.000 euros.

Además, a estos 300 millones de euros hay que sumarle los 65 millones con los que contará el Plan Moves, puesto que tendrán presupuestos independientes. De hecho, el programa de incentivos a los vehículos alternativos proceden de remanentes del IDAE de pasadas ediciones, tal y como adelantó recientemente La Tribuna de Automoción.

El origen del presupuesto de 300 millones de euros será un crédito extraordinario que tendrá que ser autorizado por el Ministerio de Hacienda, a cargo del déficit del país. Sin embargo, esta cuestión no debería ser una traba, puesto que la directriz de apoyar al sector de la automoción –no solo la demanda, sino también la actividad fabril– viene directamente de Moncloa, que es consciente de que se trata de una industria tractora para toda la economía española.

Además, Sánchez, que afirmó que “aprobará tan pronto como sea posible” el programa, sabe que la automoción es una de las actividades “más duramente golpeadas” por la crisis del coronavirus.

Más competitividad industrial

Otro de los principales ejes de actuación de la batería de medidas del Ejecutivo se refiere a fomentar la Investigación, el Desarrollo y la innovación (I+D+i), con el objetivo de que las empresas puedan afrontar con mayores garantías la transformación tecnológica que está experimentando el sector. En este terreno, se va a seguir apostando por instrumentos ya existentes, como los programas de Ayudas a proyectos industriales de investigación, desarrollo e innovación en el ámbito de la industria manufacturera y el de Apoyo financiero a proyectos de investigación, desarrollo e innovación en el ámbito de la industria conectada 4.0.

Fuentes del sector explican a esta publicación que el Ministerio de Industria “va a lanzar en breve” nuevas convocatorias. El primer plan se inauguró el año pasado con un presupuesto de 65 millones de euros –20 millones se reservaron para la industria de automoción—y consistía en préstamos reembolsables al 0% de interés. Sobre esta línea se había comentado que en la segunda edición se podrían incluir subvenciones a fondo perdido, sin embargo, este punto podría desestimarse finalmente, lo que restaría atractivo para las compañías. En el segundo caso, que en 2019 se dotó con un presupuesto de 50 millones de euros, se trata igualmente de financiación al 0%.

Adicionalmente, desde el departamento de Reyes Maroto se está trabajando en mejorar nuevamente el Programa de Reindustrialización y Fortalecimiento de la competitividad industrial para que “pueda tener unos tipos más bajos”. La última convocatoria, con una dotación de 400 millones de euros, puso en liza créditos al 1%.

Artículos relacionados

4 comentarios

Jose 10/06/2020 at 1:09 pm

Me parece muy bien que se incentive la compra de vehículos, pero los fabricados en España o con componentes españoles. No veo lógico que se incentive un vehículo que se haya fabricado en la otra punta del mundo con dinero del estado.

Responder
carlos 10/06/2020 at 1:48 pm

Estimular la compra de coches con emisiones por encima de la normativa Europea solo puede pasar en una pais retrogrado como España. Y esto es un gobierno de izquierdas, comprometido con el medio ambiente? Qué chiste más grande

Responder
Oscar Belmonte 11/06/2020 at 8:45 am

A mi entender el problema de la industria de automoción en España, no es tanto que se tenga que incentivar la compra, el problema es que No hay industria de automoción española, en España se fabrican componentes y se ensamblan, cada vez menos por cierto, vehículos para empresas de otros países, NISSAN se marcha, SEAT es VW, FORD depende de Alemania, MONTESA es HONDA, PEGASO es IVECO, empresas que dan algo de trabajo si, pero que se rigen por costes y que solo fabrican fuera de su territorio si les interesa económicamente pero tomando las decisiones a miles de quilómetros. En lugar de apoyar a que empresas de fuera vendan más, habría que promocionar talento nacional y invertir en algo que repercuta aquí, que pueda decicirse desde aquí y que seamos nosotros quienes le vendamos al resto del mundo, tenemos capacidad humana y tecnológica para hacerlo, solo hay que poner el dinero donde toca.

Responder
jose manuel 11/06/2020 at 9:43 am

Loa vehículos caros, al igual que en Alemania, no deberían ser subvencionados y los no ecológicos menos que los ecológicos. Pero no podemos dejar de subvencionar los de combustión porque la industria española es lo que fabrica principalmente.

Responder

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.