La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » PSA y FCA formalizan su fusión, que se completará en un mínimo de 12 meses
Internacional

PSA y FCA formalizan su fusión, que se completará en un mínimo de 12 meses

La nueva empresa pasará a ser el cuarto fabricante mundial, con unos ingresos conjuntos de 170.000 millones de euros.

Carlos Tavares y Mike Manley, quienes serán CEO y ejecutivo senior, respectivamente, de la nueva entidad.

PSA y Fiat Chrysler han llegado a un acuerdo que garantiza su fusión en el que será el cuarto fabricante mundial, con unas ventas anuales de 8,7 millones de vehículos y unos ingresos que sumarán, aproximadamente, 170.000 millones de euros.

Ambos socios aún tardarán entre 12 y 15 meses en unirse en una nueva entidad, cuya participación se repartirán al 50%, debido a que les queda, entre otros trámites, conseguir la autorización de sus respectivos accionistas y superar los requisitos antimonopolio.

Como ya lo hicieron cuando anunciaron su proyecto, el conglomerado francés y el italoamericano aseguraron que su actividad conjunta garantizará unas sinergias de unos 3.700 millones de euros, que no supondrán el cierre de ninguna de sus fábricas.

De esta cantidad, el 40% vendrá de «los ahorros relativos a los productos y a las plataformas» que conseguirá la compañía. En este sentido, más de dos tercios del volumen de producción estarán concentrados en dos plataformas, una pequeña y otra mediana, cada una de las cuales contará con una capacidad de tres millones de unidades al año.

Por otra parte, el apartado vinculado a las compras representará otro 40% del ahorro que se logrará, dado que, al trabajar a una mayor escala, se obtendrán mejores precios; mientras que el 20% restante llegará desde ámbitos como bienes inmuebles, logística, tecnologías de la información y marketing.

La compañía, con domicilio en Países Bajos, estará liderada por John Elkann, actual presidente de FCA, y Carlos Tavares, presidente ejecutivo de PSA, quien ejercerá como CEO, y contará con 11 miembros en su Consejo.

«Nuestra fusión es una oportunidad extraordinaria para adoptar una posición más fuerte en la industria de la automoción y controlar las transiciones hacia un mundo de movilidad limpia, segura y sostenible», ha apuntado Tavares en el anuncio del acuerdo.

Posteriormente, en una conferencia telefónica, ha agregado que PSA y FCA son «complementarias geográficamente (la primera con una consolidada presencia en Europa, y la segunda en Norteamérica) y tecnológicamente».

Asimismo —ha subrayado— ambas han conseguido tener las cuentas en buen estado y ser rentables. Por ello, «hemos de ser inteligentes y aumentar las fortalezas de cada una para ser competitivos».

Un aspecto que pretenden cuidar especialmente en el ámbito de la electrificación, donde aspiran a conseguir una ventaja en costes respecto a sus competidores.

Dongfeng vende parte de sus acciones

Exor, controlado por la familia Agnelli, sería el mayor accionista (con aproximadamente el 14% de la participación), seguido por la familia Peugeot, Bpifrance (representación del Estado francés) y Dongfeng Motor Group, cada uno con un 6%, según las estimaciones.

Sin embargo, en el caso de la china Dongfeng, esta ha apalabrado vender, antes de que termine la fusión, 30,7 millones de las acciones que posee de PSA —actualmente tiene un 12%—, con lo que su participación bajaría hasta un 4,5% en el nuevo grupo.

Todos estos accionistas, de acuerdo con los socios, se han comprometido «de manera irrevocable» a votar a favor de la transacción.

El acuerdo con Tesla seguirá vigente

Uno de los retos de los fabricantes es cumplir el próximo año con el objetivo marcado por la UE que establece que sus flotas de turismos no deben emitir más de 95 gramos de CO2 por kilómetro, si quieren evitar las penalizaciones. En 2020, no se tendrá en cuenta el 5% de los coches que sean más contaminantes, pero en 2021, los cálculos se harán contabilizando la totalidad de los vehículos.

De cara a esto, FCA llegó, el pasado abril, a un pacto con Tesla para que sus emisiones computen de manera conjunta, bajo una figura contemplada en la normativa europea.

Según Mike Manley —quien ahora ejerce como CEO del grupo, y en la futura entidad ocupará un cargo de ejecutivo senior que todavía no se ha precisado—, dicho acuerdo, cuya duración se extiende hasta el final de 2021, «seguirá vigente», por lo que dentro de dos años, la marca de Elon Musk contribuiría a la media que registrará la futura compañía.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.