auto1.com
auto1.com
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Mercedes EQA: estrella eléctrica en formato compacto
Producto

Mercedes EQA: estrella eléctrica en formato compacto

Al GLA le ha salido un pariente de propulsión 100% eléctrica, que iniciará en breve su comercialización con una versión de 190 CV y una autonomía de hasta 424 km. Para optimizar al máximo su rango de utilización, el EQA contará con un asistente de conducción predictiva y una función para el sistema de navegación que calcula las rutas más rápidas teniendo en cuenta distintos aspectos, como los puntos de recarga.

Vista exterior del nuevo Mercedes EQA.

Mercedes-Benz sigue apostando por las siluetas SUV para el despliegue de su propuesta de movilidad puramente eléctrica. Si su estreno en este universo totalmente libre de emisiones que representa la familia EQ llegaba de la mano del EQC, ahora establece un nuevo escalón de acceso con el EQA, un rival para el no menos novedoso Volkswagen ID.4 o el Lexus UX 300e, cuyas primeras entregas en España se producirán en el mes de abril a un precio de partida de 49.900 euros.

Desarrollado sobre la misma plataforma del GLA, sus cotas exteriores son bastante similares, pudiendo destacar únicamente un incremento de cinco centímetros en su longitud: 4,46 metros de largo por una anchura de 1,83 y 1,62 de alto. El EQA calca además el valor Cx de 0,28 de resistencia al aire de su pariente de combustión gracias a una serie de medidas como la calandra completamente cerrada, el diseño aerodinámico de los faldones, el carenado de los bajos o las llantas aerodinámicas optimizadas, que le permiten compensar el montaje precisamente de unos neumáticos de mayor tamaño, 18 pulgadas.

Lo que se hace difícil de contener, como en cualquier eléctrico, es el peso añadido de la batería, que provoca que este EQA se vaya hasta los 2.040 kg en orden de marcha. Montada bajo el piso entre ambos ejes del vehículo, otro de sus efectos colaterales es que el maletero cede 95 litros de capacidad respecto al GLA para quedarse en 340.

Mercedes está demostrando que no quiere establecer marcadas fronteras estéticas entre sus opciones eléctricas y térmicas, de modo que vemos aquí una apariencia muy en la línea del GLA salpicada de elementos propios de la saga EQ, como es el caso de la calandra Black Panel o las bandas luminosas que conectan las ópticas LED delanteras y traseras. En el interior sucede tres cuartos de lo mismo, remitiendo las principales novedades a los visualizadores específicos de la propulsión eléctrica en la instrumentación, la presencia de elementos decorativos en color oro rosa o un elemento de adorno retroiluminado en función de la línea de acabado, una primicia de la marca de la estrella.

Siguen destacando en su salpicadero las salidas de aire tipo turbina o la disposición de dos pantallas contiguas, bien en formato de 7 pulgadas o de 10,25. El conductor podrá contar con la información proyectada por un Head-up Display a todo color y con las avanzadas funcionalidades del equipo de infoentretenimiento MBUX de última generación, entre ellas un sistema de navegación con realidad aumentada que añade en el EQA el asistente Electric Intelligence, capaz de calcular la ruta más rápida teniendo en cuenta diversos condicionantes como los puntos de recarga, la topografía, la condiciones meteorológicas o el estado del tráfico.

Otro asistente, denominado ECO, favorece la autonomía de la batería mediante la conducción anticipativa, por ejemplo, indicando al conductor el momento adecuado de levantar el pie del acelerador al acercarse a una limitación de velocidad e incluso activando la función de marcha por inercia. Adicionalmente, el conductor puede seleccionar hasta cuatro niveles o intensidades de recuperación de la energía de frenado (más un quinto modo automático) a través de las levas del volante; y siguiendo con el capítulo de la eficiencia, añadir que la gestión térmica se encomienda a una bomba de calor que permite aprovechar el calor residual de la propulsión eléctrica para la calefacción del habitáculo. Asimismo, es posible preclimatizar el habitáculo desde el smartphone a través de la app Mercedes me.

Para la propulsión del nuevo EQA, Mercedes-Benz ha prometido una gama comprendida por una opción de tracción delantera de 140 kW (190 CV) y otra de tracción integral 4Matic con más de 200 kW (272 CV), a las que se sumaría una tercera, también de cuatro ruedas motrices, con más de 500 km de autonomía en ciclo WLTP.

La primera de ellas es la que inaugura su comercialización, una versión EQA 250 que anuncia una velocidad máxima de 160 km/h, 8,9 segundos en el paso de 0 a 100 km/h y una autonomía ponderada de entre 399 y 424 km propiciada por una batería de 66,5 kWh con refrigeración líquida que necesita 30 minutos para pasar del 10% al 80% de su capacidad en una toma de carga rápida en corriente continua de 100 kW o 5 horas y 45 minutos en un wallbox de corriente alterna a 11 kW.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.