auto1.com
auto1.com
CarGarantie
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » «El coste de un vehículo de hidrógeno podría igualar al de uno diésel en 2030»
Internacional

Philippe Rosier, CEO de Symbio: "El coste de un vehículo de hidrógeno podría igualar al de uno diésel en 2030"

El directivo de la compañía, una ‘joint venture’ de Michelin y Faurecia con más de una década de experiencia en el desarrollo de pila de combustible, considera que Europa tiene potencial para ser líder mundial en este ámbito.

El CEO de Symbio, Philippe Rosier.
El CEO de Symbio, Philippe Rosier.

Los vehículos de hidrógeno tendrán un coste equivalente al de los diésel en 2030, siempre y cuando se promuevan políticas públicas que impulsen esta tecnología y se desarrolle un ecosistema que incluya una red de carga adecuada y la producción ‘verde’, asegura Philippe Rosier, CEO de Symbio, la joint venture de Michelin y Faurecia especializada en el desarrollo de pilas de combustible.

La firma, que cuenta con más de una década de trabajo alrededor de esta tecnología, tiene la intención de conseguir un 25% de cuota de mercado y una facturación de unos 1.500 millones de euros a comienzos de la próxima década; una fecha en la que, de acuerdo con el ejecutivo, podrían haberse eliminado las principales barreras que encuentra este sistema de propulsión en el transporte.

«Es volumen es clave, pero no creo que sea un problema; es solo cuestión de tiempo y apoyo por parte de las autoridades. El mayor obstáculo para el despliegue de los vehículos de hidrógeno ahora es el coste, dado que las cantidades todavía son muy bajas como para permitir las economías de escala», afirma Rosier, en el cargo desde septiembre del pasado ejercicio.

Actualmente, según las cifras proporcionadas por la empresa, el hidrógeno «se vende en las estaciones de servicio por un precio de entre 10 y 12 euros el kg«.

Proporcionar, desde los gobiernos, «estrategias que promuevan la industrialización y el desarrollo de la movilidad de hidrógeno» es clave para que haya «una reducción drástica de los costes, y así los vehículos tuvieran una equivalencia con los diésel para 2020», sostiene.

Aquí no se puede olvidar el rol del conocido como hidrógeno ‘verde’, es decir, aquel que se produce sin arrojar emisiones a la atmósfera. En estos momentos, «el objetivo común para todo el sector es que el precio del hidrógeno renovable alcance al del ‘gris’, por debajo de los dos euros el kilo«.

Una solución para las distancias largas

Esta tecnología puede ser «relevante para todos los vehículos cero emisiones que se vayan a utilizar de manera intensiva y/o cuyos usuarios no tienen tiempo para esperar a recargar la batería«, por lo que se adapta no solo a los comerciales —en los que por ahora más se está centrando esta innovación—, sino también a los turismos, «especialmente para aquellos usuarios que realizan largas distancias».

«La única razón que explica por qué los coches no son ahora la prioridad es que se necesita una red completa de estaciones para la recarga de hidrógeno en todos los territorios, para que se pueda hacer uso de ellas», argumenta.

No obstante, este contexto está cambiando. Como ejemplo, el directivo menciona que Francia está planeando un centenar de hidrogeneras para 2023, con la meta de que para comienzos de la próxima década se llegue a una cifra de entre 400 y 1.000.

En electromovilidad, la región asiática está a la cabeza, pero en materia de hidrógeno, «Europa tiene el potencial de ser líder«, por la presencia de laboratorios de renombre y de empresas expertas en este ámbito.

«Esta es una oportunidad que tenemos que aprovechar para construir un sector que sea muy competitivo a nivel mundial», sentencia el CEO.


CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Accede al artículo completo adquiriendo la edición digital de La Tribuna de Automoción o suscríbete al periódico durante un año para tener acceso a todos los contenidos. Si ya eres suscriptor, utiliza tus claves para disfrutar de la mejor información del sector.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.