La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » De los Mozos: «Nissan en ningún momento ha pedido ayuda a Renault sobre la decisión de cerrar Barcelona»
España Fábricas General

De los Mozos: "Nissan en ningún momento ha pedido ayuda a Renault sobre la decisión de cerrar Barcelona"

El directivo del grupo francés, que lamenta mucho la situación del cierre de Barcelona porque «le toca personalmente», señala que todas las decisiones industriales son responsabilidad exclusiva del presidente de Nissan Europa, Gianluca de Ficchy y que él desde hace un año no se encarga de las operaciones de la Alianza en España, sino solo de los intereses de Renault.

En el centro, José Vicente de los Mozos, presidente de Renault España, en una visita a la fábrica de Motores de Valladolid el 20 de abril, para comprobar las medidas de seguridad implementadas para reanudar la producción.

El vicepresidente ejecutivo de Producción y Logística del Grupo Renault y presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, ha declarado que «Nissan en ningún momento ha pedido ayuda a Renault sobre la decisión» de cerrar las plantas de Barcelona y que si el constructor japonés, como socio de la Alianza, quisiera solicitar apoyo a la marca del rombo –esta ejerce el liderazgo en la región de Europa–, podría hacerlo, aunque hasta ahora no lo ha hecho, de modo que los planes industriales de la automovilística asiática y sus consecuencias solo le competen a ella.

De los Mozos, que ha participado en una Comisión de Industria en el Congreso de los Diputados para explicar la situación del sector de automoción español a raíz de la crisis del coronavirus, ha aprovechado su intervención «para aclarar algunos puntos» sobre la clausura de las instalaciones catalanas, y es que, según él, su nombre «ha salido en ocasiones de forma interesada para dar una solución de futuro». El ejecutivo ha explicado que «desde hace un año todo lo relativo a las operaciones de Nissan en España lo lleva directamente el presidente de Nissan Europa, Gianluca de Ficchy» y que él solo está «concentrado en sus responsabilidad a nivel mundial en Renault».

«Como saben, cuando Carlos Ghosn era presidente de la Alianza, me dio la responsabilidad de las operaciones en España y por eso cuando hubo el problema en Ávila se buscó una solución, transformando la fábrica de camiones en otra de componentes. […] Una vez que Ghosn ya no está –el directivo fue detenido en Japón en noviembre de 2018 por supuestas irregularidades contables–, ha cambiado la situación dentro del grupo», subrayó, añadiendo que el anuncio del cierre el 28 de mayo lo conoció «una hora antes» y que hoy en día no sabe «los detalles por los que se ha tomado esa decisión» .

El presidente de la patronal de fabricantes de vehículos también ha comentado que «desde el punto de vista personal no puedo hacer más que lamentar la situación» y es que, según ha recordado, «estuve cinco años, entre 2003 y 2008, dirigiendo la planta de Barcelona» y «muchas personas de las que están allí trabajando las conozco y la decisión me toca personalmente». No obstante, deslizó indirectamente una crítica sobre la gestión de la compañía en esos años, al decir que en 2008 se marchó a Ficosa. «No voy a dar los motivos aquí, pero a buen entendedor pocas palabras», remachó.

De los Mozos, siguiendo en el plano personal, volvió a insistir en el turno de respuestas a los grupos políticos que «no se desentiende y que sigue el tema día a día más de lo que piensan», pero que no puede ir más allá «por cuestiones legales», ya que como responsable de Renault no puede entrar «en decisiones de otra empresa soberana».

Declaraciones políticas que no ayudan

Sobre los motivos del anuncio de Nissan sobre Barcelona relacionados con un exceso de capacidad productiva del constructor japonés, ha indicado que la debilidad del centro español «no es un tema de hoy», porque «la gran producción de la planta era de pick-up con motores diésel. Todos sabemos lo que ha pasado con este combustible y este segmento de vehículos», apostilló. No obstante, sí que añadió que «hay declaraciones que no ayudan y mucho más cerca de esa fábrica diciendo que la industria del automóvil era negativa».

El directivo ha incidido, asimismo, en la importancia de trabajar en el largo plazo en la industria, con horizontes de al menos cinco a diez años, un planteamiento que, a su juicio, conduce al éxito, para lo cual puso como ejemplo las factorías españolas de Renault. «En el plan global de reestructuración que se comunicó el 29 de mayo, no han estado afectadas, porque desde hace ocho años estamos trabajando en su competitividad; se han modernizado las fábricas y se ha invertido. Si hay un trabajo de fondo, hay menos riesgos para pasar la tormenta que cuando este no se ha hecho», justificó De los Mozos, haciendo con ello, sin mencionar a Nissan, una comparación sobre las maneras de proceder.

En todo caso, el ejecutivo remarcó que la responsabilidad de los proyectos industriales no recae exclusivamente en las empresas, sino que también afecta «a los agentes sociales y administraciones».

«Me gustaría que lo de Barcelona no volviera a pasar; es triste, pero la vida sigue y hay que buscar la mejor solución», concluyó, dejando constancia de que el fabricante del rombo, dentro de su plan de ajustes, va a transformar una fábrica en Francia «con un  ecosistema de economía circular. A lo mejor en Zona Franca habrá que hacer algo, pero no me compete a mí ni como Renault ni como Anfac, sino a Nissan y a los diferentes actores involucrados», sostuvo.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.