La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Seat se queda sin el eléctrico el-Born, que se venderá como Cupra, la marca premium del fabricante español
Concesionarios y talleres España General

Seat se queda sin el eléctrico el-Born, que se venderá como Cupra

El Grupo VW ha decidido que el modelo eléctrico el-Born, que inicialmente se iba a vender como Seat a comienzos de 2021, se comercialice exclusivamente como Cupra, con el objetivo de reforzar a esta nueva marca. La firma española solo tendrá, de este modo, en su gama el Mii como opción cero emisiones.

Concept del Seat el-Born, presentado en el Salón de Ginebra de 2019.

El Grupo Volkswagen ha cambiado los planes de electrificación previstos para Seat. Según ha podido saber La Tribuna de Automoción de fuentes del sector, el modelo 100% eléctrico el-Born no se lanzará bajo la marca española como se había planteado, sino que se comercializará solamente como Cupra, el emblema premium del fabricante de Martorell.

Esta decisión, que podría oficializarse en las próximas fechas, dejaría, por el momento, a Seat como la única firma del consorcio alemán sin contar en su gama con un coche desarrollado a partir de la plataforma MEB. De este modo, solo ofertaría como producto cero emisiones el Mii, que está disponible en el mercado español desde el pasado mes de febrero.

Fuentes de la compañía contactadas por esta publicación señalan: «Estamos analizando todas las posibilidades para el proyecto de el-Born. Podemos confirmar que en el plan de producto de Seat y Cupra estamos trabajando en la posibilidad de lanzar un modelo Cupra basado en el concept car el-Born. La confirmación de nuevos modelos se anunciará en su debido momento».

Según las mismas fuentes del sector, el hecho de lanzar el-Born solo como Cupra responde a una estrategia para reforzar a esta nueva marca, que contará a partir de noviembre en sus filas con el Formentor, su primer coche exclusivo, que se fabricará en la planta de Martorell en la línea 2 junto a la familia del León.

El Cupra el-Born, que se ensamblará en la factoría alemana de Zwickau, se empezará a distribuir previsiblemente a comienzos de 2021, por lo que se mantendrá más o menos sin variación el programa de lanzamiento, a pesar de las alteraciones industriales que ha generado la crisis del coronavirus.

El modelo, cuyo concepto se presentó en marzo de 2019 en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, dispone de una potencia de 150 kW (204 CV) y una autonomía de 420 km, gracias a unas baterías de alta densidad de 62 kWh, que se pueden cargar al 80% en apenas 47 minutos con un supercargador de corriente continua de 100 kW.

Este giro de timón en la estrategia de electrificación de Seat llega después de que el Grupo VW también haya decidido retirar a la marca española el liderazgo del proyecto de desarrollo de la plataforma MEB entry, para vehículos eléctricos pequeños de alrededor de cuatro metros de longitud, cuya fabricación tendría que arrancar para Europa en 2023 –se daba por descartado que los coches se montasen en España–. Este encargo, que lo oficializó el 27 de marzo del año pasado en la presentación de resultados financieros de 2018 del fabricante español el propio presidente del consorcio germano, Herbert Diess, iba a suponer carga de trabajo para más de 300 ingenieros de las instalaciones del Centro Técnico de Martorell.

A pesar de no dirigir ya el proyecto, fuentes de la compañía han explicado, según publicó ABC, que «se seguirá colaborando activamente» con la central en Wolfsburgo, que es donde se desarrollará la nueva plataforma.

 

 

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.