La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Nissan prevé mantener su cuota en Europa, mercado que seguirá siendo «importante» para la marca
Internacional

Nissan prevé mantener su cuota en Europa, mercado que seguirá siendo "importante" para la marca

Los SUV serán una de las piezas clave de la actividad de la compañía nipona en el continente, y formarán parte de la estrategia de electrificación, en la que también se hará énfasis en la tecnología e-Power.  

El concept del SUV eléctrico Nissan Ariya.
El concept del SUV eléctrico Nissan Ariya.

A pesar de que la nueva estrategia de la Alianza hará que Nissan centre sus esfuerzos en Japón, China y Norteamérica, Europa seguirá siendo «importante» para la marca japonesa, que buscará que su cuota en este mercado (situada en un 2,5%) permanezca estable hasta 2023, según ha afirmado su CEO, Makoto Uchida.

En la presentación de resultados del año fiscal 2019, en la que la empresa ha actualizado su plan de transformación —incluyendo acciones como el previsible cierre de la fábrica de Barcelona—, el director ejecutivo ha remarcado que, para continuar en el Viejo Continente, se ha de «seguir con las acciones» encaminadas a reducir costes y mejorar la eficiencia.

«En estos momentos, la industria europea está atravesando un periodo de transición, con una competencia más dura y una normativa más estricta, sobre todo en el ámbito medioambiental, lo que es un desafío para nosotros«, ha remarcado Uchida.

Durante el pasado ejercicio 2019 —que para el fabricante japonés comprende entre el 1 de abril de ese año y el 31 de marzo de 2020—, Nissan vendió 432.000 unidades (-19,4%) en Europa, excluyendo Rusia, con lo que consiguió una cuota de mercado del 2,5%. Por otra parte, en este país comercializó 88.000 vehículos (-17,6%), es decir, un 5% del total.

La estrategia denominada ‘leader-follower’, anunciada ayer por la Alianza, que reparte entre los socios el liderazgo en las diferentes zonas mundiales y en el desarrollo de tecnologías y vehículos, dejará a Renault como responsable de los todocaminos de pequeño tamaño en Europa, mientras que pondrá en manos de Nissan los del segmento C.

Los SUV serán una de las piezas clave de la actividad de la compañía nipona en el continente, y formarán parte de la estrategia de electrificación, en la que también se hará énfasis en la tecnología híbrida e-Power.

Hasta 2023, la firma tiene como objetivo presentar, a nivel global, ocho vehículos totalmente eléctricos, que se sumarían al Leaf y a la furgoneta e-NV200.

Por el momento, el único de ellos que está previsto que llegue a Europa es el Ariya, que también se incorporará a los mercados de Estados Unidos, China y Japón. En julio, Nissan desvelará cómo será, en su versión de producción, este SUV, que ya fue presentado, como concept, en el pasado Salón de Tokio.

Un recorte de 2.529 millones en los costes fijos

Después de anunciar sus primeras pérdidas en 11 años —ha registrado unos -671.200 millones de yenes en el resultado neto, es decir, unos -5.659,56 millones de euros—, Nissan ha actualizado su plan de transformación 2020-2023.

Con él, pretende eliminar unos 300.000 millones de yenes (2.529 millones de euros) en costes fijos en comparación con el ejercicio 2018, así como reducir en un 20% su capacidad de producción en los próximos tres años, hasta los 5,4 millones de unidades.

Además de confirmar la «intención» de la empresa de cerrar la factoría de Zona Franca, Uchida ha señalado que la de Indonesia cesará su actividad, mientras que la de Sunderland (Reino Unido) se mantendrá.

Asimismo, hasta 2023, el número de modelos disponibles se reducirá, pasando de 69 a, aproximadamente, 55.

«Haremos todos los esfuerzos para que Nissan vuelva a la senda del crecimiento. Tenemos más potencial que el que vemos hoy en día, y hemos aprendido de nuestros errores«, ha concluido el director ejecutivo.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.