La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La micromovilidad, un negocio residual para las marcas, sin un futuro a la vista
España General Producto

La micromovilidad, un negocio residual para las marcas, sin un futuro a la vista

La Tribuna de Automoción analiza a los 20 primeros fabricantes del mercado, concluyendo que únicamente cuatro de ellos ofrecen productos en este segmento.

Prototipo Audi eTron Scooter.

Los fabricantes automovilísticos, en líneas generales, no están apostando decididamente por la micromovilidad. Tras varios años de incrementos de servicios que utilizan productos de este segmento en las ciudades, las proyecciones parecían mostrar que las marcas entrarían de lleno en su producción y comercialización. Sin embargo, la realidad dista mucho de esto, pues únicamente ocho de las primeras 20 firmas del mercado se han aventurado en este negocio.

La Tribuna de Automoción ha consultado a las principales compañías del sector, concluyendo que solo cuatro de ellas —Peugeot, Seat, Renault y BMW— tienen actualmente en venta algún vehículo de esta clase, mientras que otras cuatro —Citroën, Kia, Audi y Mercedes— plantean algún proyecto en el futuro cercano.

Dentro del primer grupo de entidades, destaca la marca de PSA, con una importante cartera formada por un patinete eléctrico—el e-Kick, que llevan vendiendo desde 2016 por 550 euros—, cinco scooters no superiores a 50cc y 19 bicicletas eléctricas. Tras ella, la bávara comercializa tres patinetes (dos de ellos eléctricos) y cinco bicicletas; y pretende renovar una de sus líneas de este último segmento durante 2020.

La española, sin embargo, va con todo con su patinete EXS Scooter —con el que han logrado 3.226 ventas el pasado ejercicio—, y a lo largo del presente curso saldrá a las carreteras su nueva moto eléctrica eScooter. La francesa, por su parte, es la más conservadora, ya que se mantiene con el Twizy desde 2012 (acumula casi 2.000 ventas desde entonces) y por el momento no plantea una nueva gama.

En cuanto a aquellas compañías que, al menos, proyectan modelos de futuro, Citroën ya presentó en enero el prototipo final del AMI One, su cuadriciclo ligero, que podrá ser conducido sin carnet y costará cerca de 6.000 euros; mientras que Audi también desveló que su intención era la de entrar en el mercado de los patinetes eléctricos de la mano de su eTron Scooter —aunque aún no ha confirmado la fecha de su comercialización—.

Mercedes se atreverá con el mismo tipo de cliente que su rival de los cuatro aros, comenzando a vender sus D579109 y D579110 durante este año; finalmente, Kia, pese a tener un prototipo de patinete «ya desarrollado y preparado para producirse», ha decidido no oficializar aún ni precio ni nombre del producto.

Acceda gratuitamente al número 574 de La Tribuna de Automoción para leer el reportaje completo con un análisis sobre los datos ofrecidos por las marcas.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.