La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El Grupo VW no pedirá a Bruselas rebajar los objetivos de emisiones pese a la crisis del coronavirus
Internacional

El Grupo VW no pedirá a Bruselas rebajar los objetivos de emisiones pese a la crisis del coronavirus

El presidente del consorcio alemán, Herbert Diess, ha defendido que las dificultades no les harán ser «menos ambiciosos» con la meta de 95 gramos de CO2.

El presidente del Grupo VW, Herbert Diess.
El presidente del Grupo VW, Herbert Diess.

El presidente del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha asegurado que desde la compañía no van a pedir a Bruselas que, debido a la crisis del coronavirus, haya una flexibilización en los objetivos de CO2 marcados para los fabricantes de automóviles para este año.

«Estamos comprometidos a continuar con nuestras metas para 2020; tenemos planes para ello y no vamos a demandar rebajarlas para ser menos ambiciosos», ha defendido el directivo, durante la conferencia de los resultados de la empresa en 2019, en referencia a los 95 gramos de CO2 de media que las marcas tienen que alcanzar en sus coches comercializados a lo largo de este ejercicio, si no quieren ser penalizadas por la Comisión.

De esta forma, Diess ha mostrado el posicionamiento del grupo en unos momentos en los que los efectos desencadenados por el Covid-19 ya se están materializando en las cadenas de producción continentales.

Una situación de alarma sobre la que las principales asociaciones de la industria en nuestro país —Anfac, Faconauto, Ganvam y Sernauto— han emitido una declaración conjunta en la que han expresado que, una vez superada la emergencia, sería necesario que se diera «una reflexión del impacto de esta crisis en la implementación de las obligaciones europeas del sector».

Por la parte de Volkswagen, el ejecutivo ha afirmado que, por «la significativa disminución en las ventas y la incertidumbre alrededor de los proveedores», la actividad de sus plantas en el Viejo Continente se irá suspendiendo en los próximos días.

A las fábricas de España, Portugal, Eslovaquia e Italia, que dejarán de estar operativas esta misma semana, se sumarán posteriormente otras factorías de Alemania y más países europeos, que mantendrán sus puertas cerradas, «probablemente, durante dos semanas».

Aun así, el presidente ha afirmado que estos paradas, así como los problemas que ha habido en China durante los pasados meses —nación en la que, de acuerdo con sus datos, el mercado ya está volviendo a tomar fuerza—, no detendrán tampoco su estrategia de electrificación, porque no hay retrasos previstos —por ejemplo, las primeras unidades del ID.3 comenzarán a entregarse este verano, como estaba contemplado— y la inversión destinada a esta nueva movilidad no va a replantearse.

Desde Wolfsburgo todavía no están seguros de cómo el coronavirus repercutirá en las cuentas de 2020. Hacer una estimación es «extremadamente difícil», ha indicado el director financiero del consorcio alemán, Frank Witter.

Sin embargo, este ha avanzado su previsión de beneficio operativo para este primer trimestre, que se compara con un resultado de 4.800 millones de euros en el mismo periodo del curso precedente. «Esta cifra probablemente la recortaremos a la mitad», aseveró Witter, antes de agregar que la entidad «quizá tendrá que mostrar algo de flexibilidad a la hora de aplicar su estrategia empresarial, debido a las circunstancias».

Durante 2019, la cifra de negocio del grupo ha escalado hasta los 252.600 millones de euros (un 7% más que el ejercicio anterior), mientras que el beneficio neto lo ha hecho hasta alcanzar los 11.827 millones (+12,84%).

Nuevo récord para Seat

Entre las marcas del grupo, destaca el papel de Seat, que ha vuelto a mejorar sus números y, por cuarto año consecutivo, se ha apuntado un récord en su resultado operativo.

Si en el curso 2018 este fue de 254 millones, en el ejercicio pasado se ha conseguido llegar a los 445 millones, lo que supone un crecimiento del 74,7%.

En este sentido, Diess se mostró satisfecho de que la española haya ganado protagonismo en segmentos del mercado como los SUV, y señaló que la decisión de cancelar su entrada en China entre 2021 y 2022 ha sido «acertada», porque las marcas pequeñas del grupo, como Skoda, que lleva una década en este país, han atravesado unos meses complicados en el gigante asiático.

«El potencial de Seat está más en los mercados europeos; en España, Italia, y por supuesto, en Latinoamérica«, ha remarcado el directivo.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.