Publicidad: CarGarantie garantías sin riesgos
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Seat venderá su scooter eléctrica a partir de la próxima primavera
Concesionarios y talleres Ecoauto Emisiones España

La moto eléctrica de Seat se venderá a partir de la próxima primavera

La marca ha desvelado en el Smart City Expo World Congress de Barcelona el prototipo de la que será su scooter eléctrica, la cual estará fabricada por Silence. El modelo, con una potencia nominal de 7 kW, ofrece una autonomía de 115 km.

El presidente de Seat, Luca de Meo (izquierda), y el responsable de la división Seat Urban Mobility, Lucas Casasnovas, con la nueva scooter de la marca.

Seat ya ha hecho la puesta de largo de la motocicleta eléctrica que comercializará dentro de su estrategia de micromovilidad –un proyecto adelantado por La Tribuna de Automoción en el pasado mes de marzo-. La marca ha aprovechado la celebración de Smart City Expo World Congress en Barcelona –entre hoy y el jueves- para enseñar el prototipo de la denominada e-Scooter, un diseño y una configuración que apenas variará del modelo de producción, que comenzará a venderse a partir de la próxima primavera, según ha confirmado el presidente de Seat, Luca de Meo, en una mesa redonda con prensa.

La moto, que se comercializará tanto para cliente privado como para flotas de empresas o de plataformas de movilidad compartida, la fabricará Silence, una empresa barcelonesa, fundada por el emprendedor Carlos Sotelo en 2012, que cuenta con una factoría en Molins de Rei (Barcelona), con una capacidad anual de 15.000 unidades en dos turnos de trabajo y en la que se ensamblan tres vehículos: la S01, una scooter para particulares que ha servido de base para el desarrollo de la de Seat; la S02, para empresas y flotas de sharing; y la S03, un producto de tres ruedas para servicios de reparto.

La fabricación, sin embargo, no se llevará a cabo en dicho centro, sino en uno nuevo al que se trasladará la compañía catalana, previsiblemente, a lo largo del año que viene y que, según informan a La Tribuna de Automoción fuentes del sector, se ubicaría en Gavá (Barcelona) –el acuerdo se espera cerrar antes de fin de año-. Este cambio respondería a la necesidad de la marca de ampliar su capacidad de producción, puesto que en 2020 manejan, a raíz del contrato con el fabricante de Martorell, una previsión de montar más de 15.000 unidades. La nueva ubicación estaría preparada para producir un total de 50.000 unidades en dos turnos.

Fuentes de Silence señalan a este medio que las instalaciones de Molins de Rei seguirán activas tras el traslado, aunque se centrarán únicamente en el montaje de las baterías para las motos, unos acumuladores cuyas celdas las provee Samsung.

Una buena solución para la ciudad

El presidente de Seat ha apuntado en la rueda de prensa que los coches no son siempre la mejor solución para todos los movimientos de una o dos personas en las ciudades, de ahí que su compañía esté apostando fuerte por la micromovilidad, un área que lidera dentro del Grupo VW.

La moto que lanzarán al mercado, a través de internet y la red de concesionarios, equipa un propulsor eléctrico en la rueda trasera con una potencia nominal de 7 kW (con puntas de 11 kW), equivalente a 125 cc, con un par máximo de 240 Nm. Gracias a una batería extraíble –se puede cargar en un punto de carga o en cualquier enchufe, pudiéndose extraer con un sistema tipo trolley-, dispone de una autonomía de hasta 115 km. El coste estimado para recorrer 100 km es de apenas 0,7 euros.

El nuevo Seat e-KickScooter y la e-Scooter

Este nuevo lanzamiento será gestionado por la nueva unidad de negocio que ha creado la marca española, Seat Urban Mobility, dirigida por Lucas Casasnovas, y que se encarga del desarrollo de todos los productos y servicios de nueva movilidad, integrando en su estructura a Xmoba –empresa del grupo especializada en soluciones de movilidad inteligente- y Respiro –operador de carsharing que fue adquirido en febrero de 2018-, además de cooperar con el laboratorio de software Seat:Code, en el que trabajarán 100 empleados.

Aparte de la moto, la compañía ha presentado una segunda versión de patinete eléctrico, que se suma al modelo EXS, lanzado a finales de 2018. También desarrollado junto a Segway, el prototipo e-KickScooter ha sido configurado para encajar mejor en los servicios de movilidad compartida, puesto que tiene una autonomía de 65 km –con una batería de 551 Wh-, 20 km más que su predecesor, equipando un motor que le permite subir pendientes de hasta el 20%. Fruto de las mejoras, permitiría un ahorro de un 30% de costes operativos a los operadores.

En la oferta de micromovilidad, también se incluiría el concept Minimó, un cuadriciclo eléctrico con una autonomía de más de 100 km, que se presentó en el último Mobile World Congress de Barcelona, en febrero. Aunque Seat comenta que sigue analizando la posibilidad de industrializarlo, fuentes del sector aseguran a este medio que su fabricación es cuestión de tiempo y que su comercialización se realizará no solo para servicios de sharing sino también a través de la red de distribución. A priori, la marca maneja como fecha de arranque del proyecto 2020.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.