cargarantie
heycar
Cargarantie 50 años
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Gama TFSIe de Audi: deportividad enchufable
Producto

Gama TFSIe de Audi: deportividad enchufable

Audi se sitúa ya en el mercado con la familia de híbridos enchufables más grande del segmento premium, la TFSIe, con hasta ocho coches y 12 carrocerías diferentes.

Vista aérea de las 12 carrocerías disponibles para la gama TFSIe.

Con el avance cada vez más imparable de la descarbonización en las gamas de las automovilísticas, los clientes españoles cada vez tienen más donde elegir. Precisamente ese es el objetivo de algunas marcas, que, dentro de su porfolio de modelos, el usuario ya no solo escoja el color de la pintura o los acabados, sino el tipo de energía que propulsará su motor.

Siguiendo este camino, Audi se sitúa ya en el mercado con la familia de híbridos enchufables más grande del segmento premium, la TFSIe, con hasta ocho coches y 12 carrocerías diferentes. Una tecnología que ya llenó el 5,5% de sus ventas totales en el mes de septiembre en España, y de la que dispone hasta el 70% de su oferta comercial en nuestro país.

Así, la firma de los cuatro aros cuenta con el A3 y el Q3 en 204 CV y 245 CV, ambos construidos sobre la plataforma MQB con cambio manual de seis velocidades, motor eléctrico de 80/85 kW y batería de 13 kWh, que permite al primero llegar a los 65 kilómetros de autonomía y al segundo hasta los 51 km.

Aumentando la cilindrada, Q5, A6 y A7 vienen con versiones de 299 CV y 367 CV; mientras que los Q7 y Q8 suben hasta los 381 CV y 462 CV; y, finalmente, el A8 cierra la cartera con 499 CV. Todos ellos, montados en su caso sobre la plataforma MLB, vienen con propulsor cero emisiones de 100/105 kW y un acumulador de 17,9 kW.

Sea cual sea la silueta escogida, Audi ofrece cuatro modos de conducción para sus PHEV: Electric (100% limpio, que entra por defecto al arrancar), Auto Hybrid (que permite al sistema optimizar el consumo de energía de forma independiente), Battery Hold (que utiliza ambos motores para mantener el rango de la batería), y Battery Charge (que usa el propulsor térmico para recargar el acumulador). A ellos, se une una funcionalidad intermedia de conducción predictiva, que se activa al seleccionar el control Auto Hybrid y fijar un destino en la navegación; con ello, el vehículo interpreta la ruta y prioriza el consumo teniendo en cuenta la señalización de la carretera y la información online del tráfico.

Para conocer el estado de la potencia real en cada momento, en la consola del piloto está instalado el Powermeter, una visualización actualizada de los relojes que muestra el nivel de eficiencia, el porcentaje de empuje eléctrico que se está efectuando en ese momento, la situación de la batería y los niveles de recarga. Además, en consonancia con esta última funcionalidad, los de Ingolstadt ofertan de serie dos equipos, uno para punto doméstico de hasta 7,4 kW con enchufe estándar e industrial, y otro para carga pública también de 7,4 kW.

Al tratarse de una gama tan amplia, el rango de los precios también lo es. Así, se parte de los 42.150 euros del A3, que sí podría beneficiarse de los descuentos del Plan Moves III al igual que el Q3 (ambos al costar menos de 45.000 euros), mientras que el tope gama lo representa el A8L, con 116.090 euros. Según las cuentas de la marca, de media, el sobrecoste que supone la compra de uno de sus híbridos enchufables se fija en los 2.500 euros más sobre el mismo modelo con especificación térmica.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.