heycar
heycar
Cargarantie 50 años
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Mercedes Vitoria podría producir otro coche eléctrico y montará una versión híbrida de las furgonetas
Ecoauto España Fábricas General

Mercedes Vitoria podría producir otro coche eléctrico y montará una versión híbrida de las furgonetas

El proyecto de transformación de la fábrica de Mercedes en Vitoria que la empresa ha puesto encima de la mesa en la negociación del convenio incluye la adjudicación de un nuevo coche eléctrico, adicional a la Vito y Clase V que se ensamblan en la actualidad. Estas furgonetas recibirán otro amplio rediseño, que supondrá la llegada de una motorización híbrida de gasolina.

Fábrica vasca del Grupo Daimler
Cadena de montaje de la fábrica de Mercedes en Vitoria, donde se produce la Vito y la Clase V.

El Grupo Daimler, dentro de la estrategia de electrificación de su gama de vehículos, ha situado como candidata para la fabricación de un nuevo coche cero emisiones a la factoría de Mercedes Vitoria, un proyecto que la dirección del centro vasco ha comunicado en la mesa negociadora del convenio colectivo que está en marcha, según han informado a La Tribuna de Automoción fuentes del sector.

Este modelo, del que apenas se han dado detalles, entraría en la cadena de montaje para ensamblarse adicionalmente a las dos furgonetas que se fabrican en la actualidad, la Vito y la Clase V, con sus respectivas variantes térmicas y eléctricas. Para que la adjudicación se pueda hacer efectiva, la dirección de la factoría ha trasladado a los sindicatos que necesita, como tarde, cerrar en junio un acuerdo de marco laboral, que garantice la competitividad de las instalaciones.

Hasta la fecha, las negociaciones, que arrancaron el 9 de febrero, apenas han servido para avanzar. Después de siete reuniones, la empresa ha informado de los principales puntos de su plataforma --la entregó el 16 de febrero con un grado de ambigüedad muy grande, algo peculiar en el sector--, aunque todavía no los ha detallado por completo.

Del lado sindical, la mayoría formada por ELA, LAB, CCOO y ESK aún no ha terminado de explicar sus propuestas --lleva tres encuentros haciéndolo--, lo que sucederá el próximo día 27; por su parte, UGT espera contestación de la compañía a su petición de que se prorrogue el convenio un año, aplicando una subida salarial del 1,8% --la misma que se registró en cada anualidad del marco precedente--, con el fin de poder negociar con suficiente tranquilidad el plan de profunda modernización de la planta; mientras que Ekintza y PIM están a la espera de mover ficha y desvelar sus posiciones.

Del nuevo proyecto industrial para Mercedes Vitoria, el constructor ha informado de que estarían en juego inversiones por valor de entre 800 y 1.000 millones de euros, tal y como adelantó este medio en la edición impresa de la segunda quincena de febrero. Esa inyección de capital se destinará a ampliar las instalaciones y a transformarlas, haciendo que su capacidad se eleve hasta las 200.000 unidades anuales, en comparación con las cerca de 150.000 que se pueden ensamblar actualmente aplicando toda la flexibilidad.

La evolución el centro será muy grande: no solo se están comprando terrenos para contar con más espacio fabril, sino que, por ejemplo, se tendrá que construir una nueva nave de pintura --la de ahora deja de cumplir la normativa a finales de 2024-- y se reformará la línea de producción, haciendo bypasses y mejorando la automatización de procesos, entre otras cuestiones, según indican fuentes sectoriales.

Un nuevo rediseño de modelos en Mercedes Vitoria

Al margen de la asignación del nuevo vehículo eléctrico, la marca ha decidido extender el ciclo de vida de la actual generación de la Vito y la Clase V que finalizaba en tres años, con el fin de poder tener una mayor certeza sobre cómo va a evolucionar la industria a raíz del fuerte cambio tecnológico que se está experimentando. En este sentido, y tras acometer un rediseño de las furgonetas a finales de 2021, se ha programado entre 2022 y 2024 una renovación muy grande de los productos--se enmarcan en el proyecto conocido internamente como VS20--, que supondrá modificaciones de carrocería y la incorporación de una motorización híbrida de gasolina, según afirman fuentes del sector a La Tribuna de Automoción.

A priori, con este segundo restyling se garantizará una continuidad hasta, como tarde, finales de década, cuando debería introducirse en la fábrica vasca una nueva entrega de las furgonetas, que recibiría el código VS21.


CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Accede al artículo completo adquiriendo la edición digital de La Tribuna de Automoción o suscríbete al periódico durante un año para tener acceso a todos los contenidos. Si ya eres suscriptor, utiliza tus claves para disfrutar de la mejor información del sector.

2 comentarios

Álvaro 27/08/2021 at 2:41 pm

El grupo VW está probando por carretera la nueva VW I.D Buzz cargo 100% eléctrica y la pondrá en venta el próximo año 2022. Mercedes se equivoca al retrasar la nueva furgoneta Vito VS21 totalmente eléctrica hasta 2027. Muchos clientes de Vitos, entre los que me incluyo, que han comprado toda la vida estas furgonetas Mercedes pasaremos a comprar la nueva BUZZ eléctrica. Mercedes va a perder muchos clientes fieles y muchos clientes potenciales futuros. Es una pena. Pero el futuro nos lleva a vehículos que puedas reducir el mantenimiento, que puedas cargarlo en casa, que puedas realizar 100 km por 2€ y que puedas acceder a los centros de las ciudades que cada año cerrarán más al tráfico contaminante. Los vehículos híbridos se pueden considerar como vehículos también atrasados. Tienes los problemas del de combustión y el de eléctrico de bajos kilómetros.

Responder
Álvaro 28/08/2021 at 9:25 am

Mercedes se juega mucho con la nueva plataforma VS21 para su furgoneta V y Vito. VW ya está probando en carretera la I.D.Buzx cargo con éxito y el próximo año 2022 la va a sacar al mercado con 500 km de autonomía. Competencia directa y que hará mucho daño a las ventas de la V y la Vito. Retrasar la salida de la Mercedes 100% eléctrica hará que clientes fieles de Mercedes pasen a VW y que los futuros clientes potenciales compren la VW. Una pena que Mercedes no reaccione ante lo que viene. Y una pena por los trabajadores de Vitoria, que verán cómo terminarán reduciendo horas de trabajo e incluso viendo despidos.

Responder

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.