auto1.com
auto1.com
CarGarantie
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Los gases refrigerantes ilegales suponen ya un tercio del mercado total de la Unión Europea
Componentes Concesionarios y talleres

Los gases refrigerantes ilegales suponen ya un tercio del mercado total de la Unión Europea

La situación, denunciada por el Comité Técnico Europeo de Fluorocarbonos (EFCTC) a La Tribuna de Automoción, afecta al sector en materia de posventa, pues algunos talleres independientes podrían estar introduciendo este tipo de fluidos al rellenar el aire acondicionado de sus clientes, en muchos casos incluso mezclados con hidrocarburos.

Agentes de aduanas y la Guardia Civil durante la incautación de un cargamento ilegal de hidrofluorocarburos.

Más de un tercio del mercado europeo de gases refrigerantes proviene actualmente de origen ilegal. Una problemática que afecta de lleno a la automoción, pues los hidrofluorurocarburos (HFC), utilizados para crear o mantener frío, son imprescindibles desde hace lustros para hacer funcionar los sistemas de aires acondicionados —concretamente, su especificación R-134a—.

Se trata de un tráfico fuera de la ley, que, en el sector, se centra principalmente en el servicio posventa, según denuncian desde el Comité Técnico Europeo de Fluorocarbonos (EFCTC) en declaraciones a La Tribuna de Automoción. Así lo ha confirmado a esta publicación Murli Sukhwani, su presidente del área de datos e investigación, quien explica que la problemática surge cuando, con la implantación de la normativa F-Gas de la Unión Europea —CE 517/2014— en 2015, comenzó a dispararse la llegada como contrabando de estos gases al espacio comunitario por parte de importadores que no constaban como oficiales para la Comisión.

Según el directivo, el principal peligro de esta situación no es solo de índole económica, sino también para el usuario final, pues si bien con la compra de turismos nuevos no hay problema, ya que las marcas trabajan directamente con los proveedores, algunos talleres independientes sí se nutren del producto ilícito y lo introducen en los vehículos de los clientes para abaratar el coste del rellenado del aire acondicionado. Sukhwani explica que esto supone un riesgo potencial “tanto material como físico”, pues estos centros estarían utilizando mezclas con hidrocarburos, los cuales resultan altamente inflamables.

Para tratar de ponerle freno, desde el EFCTC ven como fundamental trabajar en una mayor comunicación entre los controles de aduanas, pues es el mayor punto ciego que permite que el hecho delictivo se consume, al no existir un intercambio de información entre los operarios de los diferentes países de la Unión. Y es que, los contrabandistas se valen del llamado estatus T1, que permite no declarar el contenido de una importación porque está destinada a volver a exportarse. De esta manera, se empiezan a concatenar procesos de este tipo, moviendo la mercancía de un estado a otro, hasta que se le pierde la pista, y se comercializa localmente en cualquiera de ellos.


CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Accede al artículo completo adquiriendo la edición digital de La Tribuna de Automoción o suscríbete al periódico durante un año para tener acceso a todos los contenidos. Si ya eres suscriptor, utiliza tus claves para disfrutar de la mejor información del sector.

 

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.