auto1.com
auto1.com
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Peugeot da el salto a la electrificación deportiva con el 508 Hybrid PSE
Producto

Peugeot da el salto a la electrificación deportiva con el 508 Hybrid PSE

La marca gala presenta su nuevo label Peugeot Sport Enginereed, y lo hace con un radical restyling de su actual berlina premium, la cual monta un bloque gasolina 1.6 PureTech de 200 CV combinado con dos motores eléctricos, uno delantero —de 81 kW/110 CV— y otro trasero —83 kW/130 CV—.

Peugeot 508 Hybrid PSE en sus versiones berlina y SW.

Los tiempos cambian, y hasta los más fieros deportivos necesitan ya buscar la eficiencia energética. Con esa premisa, Peugeot ha lanzado su nuevo distintivo de marca Sport Engineered, que se ocupará de preparar modelos de altas prestaciones que no solo sean rápidos, sino también ecológicos. Un label que entrará en el mercado con el 508 Hybrid PSE, un restyling racing de la berlina gala cuyo prototipo se presentó en el Salón de Ginebra de 2019.

Bajo el capó esconde un conjunto mecánico que le aporta el mayor valor añadido, ya que combina un bloque gasolina 1.6 PureTech de 200 CV con dos motores eléctricos, uno delantero —de 81 kW/110 CV— y otro trasero —83 kW/130 CV—, gracias a los cuales logra una potencia híbrida conjunta de 360 CV y 520 Nm de par. Estos números le hacen convertirse en el coche de mayores prestaciones en la historia de la firma francesa, todo ello aparejado a una caja automática e-EAT8 de ocho relaciones, y una batería de 11,8 kWh, con la que puede recorrer hasta 42 km en modo 100% limpio. Alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente) y llega a registrar el cero a cien en 5,2 segundos, sin sobrepasar los 46 gramos de CO2 por kilómetro en su media de emisiones.

Exteriormente, el cambio también es importante, ya que ha sufrido un rediseño de peso partiendo del 508 de serie. Puede encontrarse con silueta estándar o SW, y destacan sus líneas aerodinámicas, con un frontal con lamas verticales, entradas de aire con detalles en amarillo kriptonita, apéndices en la parte posterior, un gran difusor trasero y un doble escape rematado en negro. Unido a esto, sus medidas también se han visto modificadas para lograr una figura más asentada, bajando 11 mm el eje delantero y 4 mm el trasero, y creciendo en el ancho de vías 24 mm en la parte frontal y 12 mm en la posterior.

En el plano interior, Peugeot ha querido buscar un punto medio entre la tecnología, con una pantalla táctil de 10 pulgadas que ejerce de cuadro de instrumentos para el piloto, o una consola central digital de 12,3” con teclas de estilo piano, con los complementos de mayor confort, como el volante achatado o los asientos tipo baquet calefactados y tapizados en una combinación de cuero y Alcántara, que además cuentan con función masaje.

El vehículo, que lleva pudiendo ser reservado desde el noviembre pasado, llegará a los concesionarios españoles en abril, con unos precios que parten de los 62.200 euros para la berlina y los 63.400 para la silueta SW, financiación y descuentos de marca aparte.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.