auto1.com
auto1.com
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Seat anunciará «en las próximas semanas su proyecto de fabricar un eléctrico en España»
Ecoauto España Fábricas General

Seat anunciará "en las próximas semanas su proyecto de fabricar un eléctrico en España"

La compañía tiene «bastante avanzadas las negociaciones con el Gobierno» para desarrollar un proyecto de toda la cadena de valor del coche eléctrico en España, que supondrá la asignación a la planta de Martorell (Barcelona) de la producción de la plataforma de modelos pequeños de cero emisiones del Grupo VW.

El presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, junto el modelo Born 100% eléctrico, que se lanzará en el último trimestre de 2021.

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, ha señalado que «en las próximas semanas» el fabricante va a anunciar su proyecto para desarrollar y producir un vehículo eléctrico en España, para lo cual la compañía tiene «bastante avanzadas» las negociaciones con el Gobierno para que apoye las inversiones aprovechando los fondos europeos de recuperación, una información adelantada por La Tribuna de Automoción en el número de la segunda quincena de diciembre.

En una mesa redonda virtual con prensa española, tras la celebración de un evento conmemorativo del tercer aniversario del nacimiento de Cupra, el directivo ha sido muy claro de que la intención del Grupo VW es asignar a nuestro país la fabricación de la plataforma de coches pequeños cero emisiones –«queremos hacerlo, ha apuntado»–, aunque la materialización «dependerá» de los avances que se comprometa a realizar el Ejecutivo para impulsar la movilidad eléctrica, que, actualmente, es muy incipiente.

«Exigimos al Gobierno que apueste por la electrificación, no se puede perder este tren», ha subrayado el presidente, quien ha concretado que el respaldo no solo tiene que consistir en «ayudar a fabricar los coches aquí», sino que también se trata de «crear un entorno» propicio, lo que se traduce en potenciar la demanda, poniendo en marcha incentivos a la compra, «como hacen otros mercados europeos,  como Países Bajos, los países escandinavos o Alemania», y en «acelerar la infraestructura de recarga».

«El compromiso como Seat y Grupo VW es muy fuerte», apostilló Griffiths, para a continuación subrayar que el proyecto que plantean no pueden hacerlo en solitario, sino que, al tratarse de un enfoque integral, que afecta a todo el conjunto de la cadena de valor del vehículo eléctrico –desde la extracción de la materia prima para la fabricación de las baterías hasta el ensamblaje del coche–, hay que involucrar a más empresas y sectores para sellar «alianzas», algo que ya están haciendo. Por ejemplo, mencionó la intervención de Iberdrola o Telefónica.

En relación a la producción de las celdas de las baterías, el directivo expuso que, en estos momentos, hay conversaciones con el Gobierno para ver dónde se podría instalar una planta, después de que diferentes comunidades autónomas se hayan postulado. En todo caso, aclaró que dichas instalaciones, para las que se ha entrado en contacto «con proveedores», suministrarían «a toda la industria», no exclusivamente al consorcio alemán.

De acuerdo con Griffiths, el inicio de la fabricación del vehículo eléctrico en Martorell será «a partir de 2025», sin embargo, tal y como adelantó La Tribuna de Automoción, el arranque podría adelantarse a 2024 –inicialmente, la previsión de industrialización era entre 2026 y 2027–. El proyecto, que se conoce como small battery electric vehicle, no solo supondrá el montaje de una silueta para Seat, sino que se podrían producir también versiones para VW y Skoda. Además, dependiendo de la demanda que haya sobre estos modelos, una parte de la carga de trabajo se podría realizar en el centro de Landaben (Navarra). Tampoco se descarta que tuviera alguna participación la factoría portuguesa de Palmela.

Con el desarrollo de la propuesta de la compañía para que España avance en electromovilidad se harán realidad dos objetivos, en palabras del presidente: por un lado, «bajar emisiones de CO2 y contribuir a la transición ecológica que ha puesto en marcha el Gobierno», y, por otro, «crear empleo», algo crucial después de la pandemia, que ha dejado «un altísimo nivel de desempleo, especialmente entre los jóvenes». «Hay que apostar por las inversiones y las ayudas necesarias para crear esta industria», sentenció.

Fuerte desarrollo de Cupra

En cuanto a la evolución de Cupra tras tres años de vida, Griffiths indicó que se trata de una historia de éxito y que el mayor logro hasta la fecha ha sido el de conseguir establecer la marca y crear deseo entre los clientes. Aunque recordó que el lanzamiento de la firma «no es un viaje de un día para otro», sí que ensalzó que están yendo a «una velocidad impresionante» y que ya acumulan más de 65.000 coches vendidos.

La buena dinámica en la que está instalada la enseña hace que se marquen para 2021 el objetivo de doblar las ventas –en 2020, entregaron 27.400 unidades, un 11% más–, gracias sobre todo a la llegada del Formentor –el primer modelo producido exclusivamente para la marca–, lo que les permitirá elevar la facturación por encima de 1.000 millones de euros y pasar de una cuota del 5% al 10% sobre el total de las transacciones de Seat.

En el crecimiento comercial, la electrificación tendrá un peso crucial con las seis variantes híbridas enchufables que ya ofrece, a las que se le sumará en el último trimestre el primer 100% eléctrico, el Born. Ese protagonismo se hace patente en el hecho de que la marca espera que el 50% de las matriculaciones del Formentor sean PHEV.

La apuesta de la compañía por este tipo de movilidad le servirá para extender su presencia en los mercados del norte de Europa, como Noruega y Países Bajos. Asimismo, se pretende seguir reforzando la actividad en los destinos fuera del Viejo Continente, de los cuales ha destacado Israel, Turquía, México, Colombia y Chile.

La expansión comercial va a ir acompañada de un crecimiento de su red comercial y los planes son pasar de los más de 500 puntos de venta actuales hasta 800 a finales de 2022. Sobre ello, la responsable de Cliente, Lourdes de la Sota, destacó que los concesionarios tienen «un enorme interés en invertir en un excitante futuro», añadiendo que la estrategia que han planteado, en la que habrá «un alto nivel de digitalización», «asegura un crecimiento rentable a largo plazo».

Con el lanzamiento del Born, se pondrá en marcha un modelo comercial de venta directa bajo un contrato de agencia no genuina, un sistema que fue adelantado por esta publicación en su edición de la primera quincena de junio de 2020. De este modo, el riesgo correrá a cargo de los distribuidores, pero la propiedad y la facturación de los coches será de la marca, que asignará una remuneración por las entregas a los puntos de venta.

El vehículo eléctrico, además, inaugurará nuevas formas de comercialización, ya que Cupra va a ofrecerlo a través de una suscripción mensual, en la que el cliente pagará por el uso y por diferentes servicios.

Respecto al desarrollo de la gama de producto, el presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, apuntó que «están trabajando para hacer realidad el Tavascan», un SUV cero emisiones del que esperan «confirmar próximamente los planes». Todavía, faltaría concretar dónde se producirá, un punto en el que «hay varias alternativas» encima de la mesa. Este medio informó, el 28 de septiembre en su edición digital, de que uno de los planes sería iniciar su producción en China entre 2024 y 2025, para venderlo primero en dicho mercado y en una segunda fase lanzarlo en el resto de países.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.