auto1.com
auto1.com
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La facturación de los talleres en 2020 ascendió a 10.120 millones de euros (-20%)
Concesionarios y talleres España

La facturación de los talleres en 2020 ascendió a 10.120 millones de euros (-20%)

Según la asociación sectorial Conepa, las visitas a los centros de reparación cedieron un 17% y se destruyeron unos 5.500 empleos a lo largo del ejercicio.

Archivo. Un mecánico dentro de los talleres de Iveco.

Las cifras de negocio de los talleres españoles se han hecho públicas, gracias a una de las asociaciones más importantes de su gremio: Conepa. Ellas no solo confirman el descenso que habían predicho los analistas a lo largo del año, sino que arrojan su magnitud, del 20%, hasta los 10.120 millones de euros, superior a la esperada.

Aunque el sector de la reparación se mantuvo activo durante los cincuenta días del primer confinamiento, al ser considerado un sector esencial, la limitación de los traslados por parte de la población hizo que las actividades se redujeran, en muchos casos, en más de un 90% para turismos y motocicletas y que las empresas solicitasen expedientes temporales por fuerza mayor para la plantilla que no fuera la estrictamente indispensable.

En el caso de los vehículos comerciales e industriales, que también estuvieron circulando —los servicios imprescindibles de logística y sanidad—, el descenso en sus visitas a los talleres fue del 60% en comparación con 2019.

Una vez concluyó el estado de alarma en mayo, comenzó una lenta recuperación, que se aceleró en junio, gracias a la reapertura de centros de ITV y a las ventas de VO con mucha edad. Sin embargo, Conepa sostiene que los ingresos de los reparadores durante el verano de 2020 fueron un 5% inferiores a los del ejercicio anterior.

Como valoración del último cuatrimestre, la patronal lo cataloga como “irregular”, con septiembre y octubre por debajo de las previsiones; y noviembre y diciembre en línea con sus homónimos de 2019.

El descenso en cifra de negocio de los talleres fue superior al que presentaron sus operaciones (-17%), por lo que se deduce que 2020 estuvo marcado por clientes más aversos al coste y por reparaciones más económicas.

Además, las plantillas de los centros de reparación cedieron en torno al 3,5%, lo que en términos absolutos supone la destrucción de unos 5.500 empleos a lo largo del año. A cierre de ejercicio, 146.500 personas desempeñaban su labor en el sector, cifra que “habría sido mucho menor si no se hubiera contado con el paraguas de los ERTE”.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.