auto1.com
auto1.com
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Ford Almussafes plantea un ERTE de 14 días por menores ventas y la falta de chips
España Fábricas

Ford Almussafes plantea un ERTE de 14 días por menores ventas y la falta de chips

La empresa, en un inicio, tenía previsto pedir la prórroga del actual ERTE que finaliza en enero con una afectación de hasta ocho jornadas más por un descenso de la demanda, sin embargo, por el impacto de la falta de suministro de chips, han ampliado la duración hasta las 14 jornadas durante febrero y marzo.

Cadena de montaje de Ford Almussafes (Valencia). Archivo.

La dirección de Ford en Almussafes (Valencia) ha planteado a los sindicatos en una reunión de la Comisión Consultiva la necesidad de aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de 14 días para las instalaciones de montaje de vehículos durante los meses de febrero y marzo, según informan a La Tribuna de Automoción fuentes sindicales.

El fabricante ha comunicado que su intención inicial por estas fechas era la de abrir las negociaciones para prorrogar el expediente que finaliza el 31 de enero –será el octavo desde finales de 2018–, por la bajada de la demanda en los principales mercados europeos, entre ellos España, para lo cual había calculado una afectación de entre siete u ocho jornadas más; sin embargo, una vez Ford ya se está viendo afectada también, como otros grupos automovilísticos, por la falta de abastecimiento de chips se requiere de una mayor duración.

Adicionalmente, la empresa ha señalado que durante los días laborables que no se regule a la plantilla se trabajará con una cadencia diaria menor que la actual, pasando de 1.640 unidades a 1.300, lo que supondrá la pérdida de alrededor de 13.000 vehículos. Esta medida generará un excedente de cerca de 600 operarios por jornada, que serán desconvocados de manera rotatoria. Para asumir la menor actividad, el sistema A, que trabaja a dos turnos, solo funcionará a uno durante esas jornadas.

De acuerdo con fuentes de CCOO, Ford no ha precisado hasta cuándo afectará el desabastecimiento de semiconductores, pero sí ha apuntado que el problema de suministro está generalizado en sus factorías y algunas de ellas, como la alemana de Saarlouis, tendrá que detener la fabricación semanas completas.

En el mismo encuentro, la compañía ha comentado que en la planta de motores se tendrán que suspender los 12 sábados obligatorios que se fijaron –ya se habían anulado tres, el 16, 23 y 30 de enero, por la crisis de los chips–, con el fin de compensar el cierre que llevará a cabo el centro entre el 25 de marzo y el 1 de abril para adaptar las líneas a la llegada del nuevo motor GDI 2.0 de gasolina. A priori, la intención del constructor sería analizar cuándo poder recuperar esas jornadas después de la realización de las obras.

La próxima reunión negociadora del nuevo ERTE tendrá lugar la semana que viene, una vez se aclare el pacto entre el Gobierno y los agentes sociales de la prórroga de los expedientes por la Covid-19 hasta el 31 de mayo, según fuentes sindicales.

Posturas en el Comité

Respecto a la posición de las centrales sindicales sobre la nueva medida de ajuste, UGT, que cuenta con mayoría absoluta, estaría dispuesto a apoyarla siempre y cuando la empresa mantenga las condiciones de los ERTE anteriores, es decir, un complemento hasta el 80% y el 100% de las pagas extra, las vacaciones y la antigüedad.

CCOO, por su parte, ha anticipado que si quieren contar con su respaldo es requisito imprescindible que presenten un plan de futuro para la factoría que garantice carga de trabajo, empleo y estabilidad. Fuentes de este sindicato muestran su incomprensión con el hecho de que el constructor todavía no haya aclarado el futuro de Valencia, cuando en tres años vista dejará de producirse una importante carga de trabajo en motores –el 90% de la actividad– y en vehículos, con la salida de la furgoneta Connect rumbo a Polonia.

Desde STM, aunque subrayan que entienden la situación de complejidad para Ford, pedirán que se mejore el complemento del 80%, porque la plantilla ya lleva muchos meses, a lo largo de los dos últimos años, perdiendo un 20% de su salarios, dándose el caso de personal que ya ha consumido ocho meses de su prestación por el desempleo. Asimismo, solicitan que el fabricante garantice el cobro íntegro a los trabajadores del desempleo consumido en caso de que hubiera despidos.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.