La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Marelli alcanza un acuerdo en Llinars con menos traslado de personal y de maquinaria a Tánger
Componentes España

Marelli alcanza un acuerdo en Llinars con menos traslado de personal y de maquinaria a Tánger

Empresa y Comité han finalizado las negociaciones pactando la garantía del empleo para sus 443 trabajadores y un plan industrial a cinco años con inversiones para proyectos como el Captur o el Mondeo.

Pancarta de las movilizaciones de los sindicatos anteriores al acuerdo.

Hay acuerdo en Llinars del Vallès para Magneti Marelli. Tras varias semanas de negociaciones, e incluso varios días de paros en la producción como protesta por la fuga de maquinaria a Tánger, sindicatos y empresa han llegado a un entendimiento que, en principio, satisface a ambas partes. Según fuentes de los representantes sociales consultadas por La Tribuna de Automoción, este pacto implica que finalmente solo se marcharán tres aparatos, destinados a sacar adelante el proyecto del Renault Kadjar en la ciudad marroquí: una inyectora 4k/124, otra 1k/118 y una metalizadora Tecnovacum 14.

Tal y como han confirmado las mismas fuentes, una cuarta máquina, que en un primer momento iba a salir de Llinars, será finalmente trasladada desde Turquía —si hiciese falta alguna más para Tánger, saldría de las factorías de Polonia—, y las de la localidad catalana además no serán las que más actividad tienen actualmente, sino que se irán algunas más antiguas, que serán renovadas previamente.

De igual forma, desde las centrales sindicales se muestran satisfechos por la consecución del acuerdo, ya que supone el mantenimiento de los 443 puestos de trabajo. Esto implica que se realizará una inversión de 400.000 euros en el centro del Vallès Oriental para apoyar la fabricación de componentes para el Renault Captur a partir de los primeros meses de 2021; así como otra inyección de 300.000 euros para que, tras el final de la producción del VW270, las líneas se centren en piezas para el Ford Mondeo.

Las negociaciones, cerradas el pasado miércoles 11 de noviembre con la presencia de la dirección de Llinars y la jefatura de RRHH del grupo a nivel internacional, garantizan que únicamente saldrán de la planta entre 30 y 40 operarios de manera temporal, con destino a las cercanas instalaciones de Barberà. Según la información aportada por las fuentes sindicales a este medio, el personal se adscribirá voluntariamente para el traslado, cuyas condiciones aún están por negociar.

Estas modificaciones en el sistema productivo han facilitado que la empresa acepte mantener un plan de viabilidad del centro a cinco años, el cual incluye la fabricación de materiales para los proyectos de los Volkswagen T-Roc, T-Cross y la extensión de vida del Polo, así como del Seat Arona y el Audi A1.

Finalmente, uno de los mayores puntos de discordia entre ambas partes, el destino de la sección de I+D, se ha resuelto manteniendo a parte de los empleados de esta división para evitar un cese de la actividad en materia comercial y de atención al cliente, aunque los trabajos que hasta ahora se realizaban el Llinars en este sentido será centralizado en otras plantas del consorcio italiano en una estrategia de reducción de costes.

Artículos relacionados

TE Connectivity firma el cierre de Montcada, pactando el inicio de los despidos en mayo de 2021

Marcos H. de la Morena

El acuerdo en Faurecia Abrera, tras reducir los despidos a 124, evita la huelga que podía parar a Seat

Pablo M. Ballesteros

Huelga en Faurecia Abrera desde el 23 de noviembre que puede parar a Seat

Pablo M. Ballesteros

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.