La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » De Meo (Renault): “Sabemos que hay que invertir en España, pero hay cosas que obtener de trabajadores, directivos y autoridades”
España Fábricas

De Meo (Renault): “No tenemos duda de que hay que invertir en España, pero hay cosas que obtener de los trabajadores, directivos y autoridades”

El CEO del Grupo Renault ha reconocido que el consorcio francés se encuentra en una situación «de escasez de recursos”, y que hay que analizar dónde realizar las próximas inversiones. A su juicio, «el sistema industrial español, ahora es competitivo”, pero la asignación de nueva carga de trabajo “depende de que siga siéndolo en el futuro”. Por ello, instó a alcanzar un acuerdo que permita entre otras «oportunidades” la asignación del reemplazo del Kadjar y productos vinculados con la tecnología hibrida E-Tech o la modernización de la planta de cajas de cambio de Sevilla.

Luca de Meo, CEO del Grupo Renault.
Luca de Meo, CEO del Grupo Renault.

El CEO del Grupo Renault, Luca de Meo, ha señalado que la situación del fabricante es “muy complicada” y que con la “escasez de recursos” que padecen “hay que estar muy seguro de las inversiones que se hacen” y dónde localizarlas. En este sentido, ha enfatizado que tiene “mucha confianza en el sistema industrial español, que ahora es competitivo”, pero la asignación de nueva carga de trabajo “depende de que siga siéndolo en el futuro”, de ahí la importancia de que se alcance un acuerdo con los sindicatos para un nuevo convenio colectivo.

“España es la segunda casa, después de Francia, del Grupo. Es un sitio donde no tenemos dudas de que hay que invertir. […] No dudamos de su futuro y del compromiso que tenemos con el país”, ha aseverado el directivo italiano en una mesa redonda con prensa, en el marco de su visita a España entre hoy y mañana, en la que será recibido esta tarde por el rey Felipe VI y visitará mañana las fábricas de Valladolid y Palencia.

Pese a este respaldo, dejó claro que para materializar esa apuesta “hay cosas que obtener de los trabajadores, de los directivos y de las autoridades”. “Si no hay acuerdo, tomaremos decisiones”, remachó, aunque añadió que, si se alcanza el nivel requerido de competitividad, “tenemos ideas de lo que podemos hacer”.

Sobre este punto, comentó que están abiertas, en estos momentos, “las discusiones” en la empresa, y entre “las oportunidades” de asignación estarían el reemplazo del Kadjar y productos vinculados con la tecnología hibrida E-Tech, entre otros. Por ejemplo, declaró que están analizando “la modernización de la planta de Sevilla”, para lo cual se está valorando si se puede contar con ayudas públicas para realizar las inversiones.

Respecto al papel de las administraciones, concretó que dentro del reparto de proyectos que harán entre las 38 fábricas que tiene Renault en el mundo necesitan “apoyo en tema financiero y de reglas de juego, para que haya seguridad jurídica”.

Aunque las negociaciones del convenio parten de planteamientos muy distantes entre la empresa y los sindicatos —pasado mañana se producirá la segunda reunión, en la que las centrales entregarán su plataforma—, De Meo confía en que el desenlace sea positivo, toda vez que subrayó: “Estoy convencido de que los colaboradores [término para referirse a los empleados] se van a dejar la piel para sacar adelante los proyectos”. Y para ello, aclaró que el proceso negociador “no es un chantaje”, sino “una discusión estructurada” para llegar al mejor escenario que habilite la llegada de nuevas inversiones.

En la misma línea de confianza sobre la consecución de un consenso, se posicionó el presidente de Renault España y responsable mundial de Fabricación y Logística del grupo, José Vicente de los Mozos, que remarcó que el objetivo es confeccionar “una propuesta de 360 grados en competitividad”, en la que no se ha planteado ni se plantearán “rebajas de costes salariales” –“No es la filosofía de la empresa”–.

En función del resultado, se optará a un cuarto plan industrial, en el que “se está trabajando” y cuyo contenido, si España no es suficientemente atractiva, “podría irse a otras plantas” en un contexto de “exceso de capacidad productiva en Europa”, lo que hace todavía más importante que las factorías nacionales consigan hacerse con las posibles adjudicaciones.

Artículos relacionados

El Gobierno no modificará al alza los tramos del Impuesto de Matriculación, que penalizará más al sector en enero

Ignacio Anasagasti

Francisco Hidalgo, nuevo director general de Dacia España

Javier Menéndez

PSA invertirá 230 millones en Zaragoza para transformar la planta hacia el coche eléctrico, según Lambán

Pablo M. Ballesteros

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.