La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Mazda MX-30, 200 km de autonomía eléctrica
Producto

Mazda MX-30, 200 km de autonomía eléctrica

La marca de Hiroshima ha presentado su primer vehículo cero emisiones, un SUV compacto con 145 CV y un precio de partida de 27.665 euros.

Mazda MX-30, el primer eléctrico de la marca.

La marca de Hiroshima ha presentado en España el primer paso con el que esperan reducir en un 50% las emisiones de carbono del fabricante. El Mazda MX-30 es un SUV compacto que comparte plataforma con otros modelos térmicos que ofrecen, los Mazda 3 y CX-30.

Tener la misma arquitectura les ha permitido, como otros constructores, desarrollar rápidamente un vehículo cero emisiones y lanzarlo al mercado. Este, en concreto, sitúa las baterías Panasonic en el suelo del modelo para reducir el centro de gravedad y mejorar su maniobrabilidad, una estrategia que prácticamente todas las marcas han desarrollado en sus VE.

La energía se acumula en un sistema que tiene 35,5 kWh de capacidad y que pasa del 20% al 80% de su carga en 36 minutos si se emplea un cargador rápido. En uno convencional, de 6,9 kW, tarda tres horas. Impulsan un motor de imanes sincrónicos que desarrolla 145 CV y 271 Nm de par, con una autonomía NEDC de 200 km en uso combinado y 262 exclusivamente en la ciudad.

La decisión de dotar de esta distancia máxima al MX-30 es una concesión que hizo Mazda para mantener el peso contenido, tomando en cuenta que la media de desplazamientos diarios en Europa no supera los 48 kilómetros. Según Chema Terol, presidente de la filial española, es la única forma de garantizar que un vehículo eléctrico compense las emisiones que supone la fabricación de sus baterías.

Y es que la sostenibilidad es uno de los puntos fuertes del nuevo eléctrico de la marca. En el interior, abundan las superficies de corcho, plásticos de botellas recicladas y cuero vegano sin disolventes —en las líneas de acabado que lo incorporan, Evolution y Zenith—.

En el apartado tecnológico, cuenta con toda la conectividad que se espera de un vehículo moderno, permitiendo ambos tipos de smartphones y el sistema de seguridad con frenada de emergencia y aviso de salida del carril. Además, a través de una aplicación para el teléfono, se podrá controlar su desbloqueo o el estado de carga de la batería de forma remota.

El diseño sigue en la línea de los SUV de la marca japonesa, con puertas opuestas que “son un guiño a las que tenía el RX-8”, el último deportivo con motor rotativo de Mazda. Se podrá acceder a él a través de dos sistemas, la compra tradicional —con un precio de partida de 27.665 euros— o el renting Flexiopción, con una cuota de 199 euros mensuales —y una entrada de 6.800—. Ambas cifras contemplan ya las ayudas gubernamentales.

Además, el fabricante ha llegado a un acuerdo con Iberdrola para que la instalación de un Wallbox sea gratuita para los clientes que adquieran el MX-30, del que estiman que venderán en torno a las 350 unidades en 2020.

Los datos de cierre de ejercicio, según Terol, estarán en torno a las 800.000 matriculaciones y su objetivo para este año es el de mantener su cuota de 2019, de un 1,7%. Para paliar los efectos del coronavirus, Mazda dio como cumplidos los objetivos del semestre a sus concesionarios y les prorrogó los pagos de la financiación en 120 días, medida que se mantendrá hasta septiembre.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.