La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Las marcas urgen a las autonomías a que lancen las convocatorias del Moves y que sean homogéneas
Concesionarios y talleres Ecoauto España

Las marcas urgen a las autonomías a que lancen las convocatorias del Moves y que sean homogéneas

El sector de automoción señala que, aunque en las bases del plan de ayudas se fije una retroactividad, existe confusión en las redes de concesionarios y en los clientes acerca de las matizaciones que puedan introducir las autonomías en las convocatorias.

Logotipo del Plan Moves II, coordinado por el IDAE.

Los fabricantes de vehículos consideran muy positiva la puesta en marcha por parte del Gobierno de los dos planes de ayudas a la compra y la renovación del parque, el Renove y el Moves II, dotados con 250 y 100 millones de euros, respectivamente, no obstante, han vuelto a reiterar que el modelo de despliegue que se ha hecho con el segundo programa, gestionado por la comunidades autónomas, no es el más adecuado, porque se generan ineficiencias que lastran el objetivo de los incentivos de impulsar con fuerza las movilidad con energías alternativas.

Así se ha puesto de manifiesto en un encuentro digital, organizado por el diario El Mundo, en el que han intervenido el director general de Renault Iberia, Jean Pierre Mesic; la directora general de VW España, Laura Ros; el director general de Seat España, Mikel Palomera; el director general de Hyundai España, Polo Satrústegui; el director general de Kia España, Eduardo Divar; y el consejero delegado de Volvo Car España, José María Galofré.

Tras la publicación en el BOE de las bases del Moves II, el pasado 17 de junio y su entrada en vigor un día después, todas las compras por parte de particulares de automóviles, furgonetas y motocicletas subvencionables podrían beneficiarse del plan cuando cada una de las autonomías vaya lanzando su convocatoria, para lo cual tienen un plazo de tres meses desde la luz verde de la norma estatal.

A pesar de esta retroactividad, existen “dudas” y “confusión” en las redes de concesionarios y en los clientes, como señalan Palomera, Divar y Satrústegui, debido a las posibles matizaciones que puedan introducir las comunidades cuando movilicen sus respectivos programas y que podrían dejar fuera algunas operaciones. Pese a ello, los constructores no creen que este desenlace vaya a producirse. “A los compradores les decimos que en todo caso habrá pocas variaciones”, expuso el responsable de Kia.

La importancia de que se mantenga una uniformidad entre los territorios fue subrayada por Ros, para quien el  Moves genera “ineficiencias”, dada la complejidad de su modelo de gestión, al contrario que el Renove, que califica como un “éxito” que se centralice. Las ejecutiva de la firma alemana también se mostró crítica con que el reparto del presupuesto se haya hecho por un criterio poblacional y no “de mercado”, lo que resta potencial a las ayudas. Y es que “Madrid que es donde más vehículos se venden, es la tercera en fondos”.

Para acabar con la incertidumbre existente, y el “parón” de ventas que apunta Divar, los fabricantes piden celeridad a las autonomías en la aprobación de las convocatorias y que no agoten hasta 18 de septiembre para publicarlas. Una vez que las subvenciones estén plenamente operativas, el director de Hyundai confesó su esperanza de que “en el último trimestre los eléctricos puedan colocarse con una cuota de entre el 1,5% y el 2%, en línea con otros mercados europeos”, frente al 0,8% con el que finalizaron 2019.

Reacción de las marcas con el renting

Por otra parte, preguntados por el futuro del renting de particulares, los directivos coincidieron en que se trata de una buena fórmula en el contexto actual de incertidumbre, porque da “seguridad” a los clientes al no atarse a una mecánica concreta nada más que por un tiempo definido, según expusieron Palomera y Ros, quien añadió que la penetración con los eléctricos será mayor que con los de combustión, por las dudas que hay acerca de la evolución de la tecnología.

Respecto al modelo de gestión, el director general de Renault apostó por que los fabricantes sean los que desarrollen este canal y que no se deje el negocio solo a los operadores de renting, porque eso supondría “matar a la red”, debido a que se pierde la oportunidad de retomar el vehículo de ocasión, que representa una fuente clave de ingresos.  Un planteamiento en el que coincidió Divar.

No obstante, este ejecutivo aseveró que en su compañía “no utilizamos mucho el renting a particulares, sino la multiopción –supone entre un 30-40% de sus matriculaciones–, que es mucho mejor”, dado que, por ejemplo, el cliente “paga una cuota baja y a los tres años puede comprar el coche o coger otro”; mientras que con el alquiler a largo plazo “pierdes el tracking del VO”.

Sobre este mayor atractivo, discrepó el CEO de Volvo, quien remarcó que en su marca “el 60% de los clientes elige el renting”, una opción que permite reducir las limitaciones presupuestarias que puede tener un comprador. “Es mucho más barato que la compra tradicional”, sostuvo Galofré, que apostilló que la multiopción, que representa un 20% de sus ventas, tiene una “desventaja” y es que “se pagan dos veces intereses sobre el capital”.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.