La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Audi A3, la plataforma MQB Evo llega al segmento premium
Producto

Audi A3, la plataforma MQB Evo llega al segmento premium

La marca de los cuatro aros ha hecho que la cuarta generación de su popular compacto A3, se sume a Seat y Volkswagen en su oferta de valor: más conectividad y propulsiones electrificadas.

Audi A3 Sportback 2020.

El Grupo Volkswagen está preparado para afrontar las consecuencias de la crisis sanitaria, gracias a la renovación de los modelos de su segmento más popular: los compactos. Ya ocurrió con la cuarta generación del Seat León y la octava del VW Golf; y Audi ha hecho lo propio con el A3, que usa la misma plataforma –MQB Evo- que sus hermanas de consorcio.

Desde su introducción en 1996, se han vendido cinco millones de unidades, situándolo a la vanguardia de su segmento dentro de sus rivales premium y, en palabras del director de la marca de los cuatro aros en España, José Miguel Aparicio, tienen “los fundamentos para conseguir un incremento de cuota con el nuevo A3. Será la base fundamental de las ventas a partir de septiembre”, cuando la marca comenzará su campaña de lanzamiento del vehículo.

El A3 se produce en la fábrica de Ingolstadt y la red de distribuidores ya cuenta con algunas unidades en sus exposiciones, pero las entregas no se comenzarán a hacer hasta después de verano. Dentro de la gama, en la que se puede optar por la carrocería compacta (Sportback) o sedán (por 900 euros más), están disponibles cinco motorizaciones, a las que se les sumarán una variante híbrida enchufable y otra más deportiva, S3, a finales de año.

En Alemania se produce también una propulsión de gas natural comprimido, g-tron, pero se tomó la decisión de no venderlo en España, al querer “centrarse en modelos electrificados”. El primero de ellos en llegar está aparejado a la versión más potente de los gasolina (150 CV), si se opta por el cambio automático de siete velocidades; entonces, se le suma una batería de 48 voltios que le otorga el distintivo Eco de la DGT. La otra posibilidad es de equipar la versión de 110 CV, que es de la que parte la gama, por 27.770 euros.

Las mismas potencias están disponibles también en los órganos de gasóleo, que son los que más se acercan a los límites de 120 gramos de CO2 por kilómetro que impone la Unión Europea en la normativa CAFÉ –registran, de mínimos, 111 y 118 gramos, mientras que los de gasolina superan el umbral-.

Para la nueva generación de sus compactos, todo el Grupo Volkswagen ha hecho hincapié en la conectividad de sus vehículos, introduciendo mejoras en la conducción –como un asistente de eficiencia que indica cuándo levantar el pedal en función de la información de ruta y de tráfico-, de seguridad –en el incremento de sensores para facilitar las frenadas de emergencia- o de comodidad –como la posibilidad de usar Apple Car Play sin necesidad de cables-.

En el interior, hereda el ya conocido (y alabado) sistema multimedia MMI que introdujo la marca de Ingolstadt con su renovación del A8 y que ha incorporado a todos sus modelos subsecuentes desde entonces. A través de él, se pueden dictar comandos de lenguaje natural o escribir en la pantalla táctil con reconocimiento de letras inmediato.

Del musculoso exterior, destaca la firma óptica tanto delantera como trasera que, en las gamas más elevadas se podrá equipar con faros matriciales que variarán su diseño en función de la línea de equipamiento que sea el propio A3. A la versión Basic (27.770 euros), le siguen la Advance (29.770), S-Line (31.120) y Black Line (32.270) y cada una contará con un distintivo único.

Los motores de gasóleo rondan unos 2.000 euros más que sus contrapartidas en gasolina, y además, se puede optar por paquetes de equipamiento de confort (que añade techo panorámico, climatización en tres zonas y asientos con masaje, entre otros, por 1.700 euros) y de tecnología (que mejora los servicios de seguridad, conectividad y las pantallas por 2.000).

Para arrancar la campaña comercial, Audi ha creado una versión de lanzamiento, Genuine, que tiene los acabados de la versión S-Line, junto con ambos paquetes opcionales, disponible en cinco colores, por 32.120 euros. Esta, según la marca, será la que esperan que tenga más éxito entre los compradores.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.