La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Seat León: el líder vuelve a romper moldes
España General Producto

Seat León: el líder vuelve a romper moldes

Seat lanza al mercado la cuarta generación del León, su superventas mundial. La nueva edición se convierte en el coche más avanzado de la marca española, ofreciendo a los clientes hasta cinco opciones de motorización (entre ellas dos híbridas eléctricas), una conectividad total y el mayor equipamiento de seguridad jamás desplegado.

Nuevo Seat León

La crisis y la incertidumbre que ha desatado la pandemia del coronavirus en el mercado de automoción afecta a todas las marcas por igual. No obstante, las fortalezas que tiene cada una de ellas para hacer frente a esta difícil situación no son las mismas, y Seat, para su fortuna, ya cuenta con todo el arsenal del lanzamiento de la cuarta generación del León, su modelo más vendido en todo el mundo –en 2019, matriculó 151.851 unidades– y, en el caso de España, también el líder de entregas en el país durante tres años consecutivos.

Este coche, del que ya se han producido casi 2,3 millones de carrocerías desde su aparición en 1999 –nació como un derivado del Toledo–, vuelve renovado a las carreteras con el cartel de ser «el más avanzado» de la historia del fabricante y con la pretensión, como ya hizo en el pasado, de romper moldes en el segmento de los vehículos compactos, como señala el vicepresidente ejecutivo de Ventas y Marketing de Seat, Wayne Griffiths.

Para conseguir ese difícil reto, el León, en cuyo desarrollo y fabricación –se monta en la planta de Martorell, en Barcelona– la automovilística española ha invertido más de 1.100 millones de euros, se va a apoyar, nuevamente, en su diseño, un factor que siempre ha contado con el favor del cliente y que ha servido para que la tercera generación haya ‘aguantado’ ocho años –entre 2012 y 2020– manteniendo unos sólidos números comerciales, incluso en la recta final.

En la nueva edición, hace acto de presencia la plataforma MQB Evo del Grupo VW, con la que el español Alejando Mesonero-Romanos ha moldeado el automóvil, dotándole de manera muy evidente de un enfoque más deportivo y dinámico, tanto en la versión de 5 puertas como en la familiar (Sportstourer). En la primera, la longitud crece 8,6 cm respecto a la generación precedente, hasta los 4,36 m, mientras que la anchura y la altura se reducen mínimamente, 1,6 cm (hasta 1,8 m) y 3 mm (hasta 1,45 m), respectivamente. Lo mismo sucede en la segunda, con un largo 9,3 cm mayor (hasta 4,64 m) y un ancho y un alto que se ajustan del mismo modo que su compañero de gama (hasta 1,8 m y 1,44 m, respectivamente).

Esta configuración se traduce en un crecimiento de la batalla en ambos casos de 5 cm, hasta los 2,68 m, lo que permite ampliar el habitáculo y, especialmente, el espacio para los pasajeros traseros. Aparte de beneficiar en este último punto en concreto, el aumento de la longitud se ha implementado para contar con un morro 3 cm mayor, logrando acentuar la deportividad.

La nueva arquitectura del automóvil, igualmente, ha permitido que la variante ranchera redoble su carácter práctico, con una capacidad del maletero que ha crecido en 30 litros, hasta los 620.

En el exterior, un elemento distintivo es la iluminación y las firmas lumínicas trazadas en la parte delantera (en forma 3D) y trasera (recorre todo el ancho), que se apoyan en la tecnología led desde el primer acabado. En el caso del frontal,  de partida se equipan los faros EcoLED (550 lúmenes) y como opción están los Full LED (900 lúmenes).

La importancia de la luz se lleva también al interior y no solo con finalidad decorativa, sino que se ha buscado un sentido funcional, haciendo, por ejemplo, que en la puerta haya una franja led que sirve para indicar al conductor la presencia de un obstáculo en el ángulo muerto.

Para todos los clientes

El León vuelve a romper moldes con su oferta de motorizaciones, en la que se encuentran cinco alternativas: a las mecánicas diésel, gasolina y TGI (gas natural comprimido y gasolina) que se vendían con la tercera generación se añaden una microhíbrida y otra híbrida enchufable. Actualmente, están a la venta las versiones térmicas y la primera de las electrificadas; mientras que habrá que esperar hasta después del verano para la segunda y hasta finales de año para la de GNC.

En la gama gasolina, que ha mejorado hasta un 10% en eficiencia, se venden un 1.0 TSI de 90 y 110 CV, un 1.5 TSI de 130 y 150 CV y un 2.0 de 190 CV (asociado a una transmisión de doble embrague DSG). En la de gasóleo, hay un 2.0 TDI de 115 y 150 CV (este último puede montar cambio automático y en la versión Sportstourer tracción integral 4Drive), que disponen de una inyección doble de AdBlue que reduce sustancialmente las emisiones de NOx.

De lado híbrido eléctrico, la opción suave de 48 V se ofrece con los propulsores de gasolina de 110  y 150 CV, conectados con una transmisión automática; y la enchufable (eHybrid), también con caja de este tipo, con uno 1.4 de gasolina y uno eléctrico –suman una potencia de 204 CV–, alimentado por una batería de 13 kWh, que permite una autonomía de 60 km cero emisiones.

En cuanto al TGI de gas, está disponible con motor 1.5 de 130 CV e integra tres tanques de GNC (17,3 kg) con los que se pueden recorrer 440 km.

Pantalla táctil del sistema multimedia del nuevo Seat León.

Conexión total

Aparte de la revolución del apartado mecánico, el nuevo León se coloca, además, en la vanguardia de Seat, al ser su primer coche totalmente conectado, gracias a que cuenta con una tarjeta SIM integrada, que ofrece funciones de seguridad, como la eCall, y de infoentretenimiento, como información en tiempo real desde la nube en la navegación, radio con conexión a internet y actualización de mapas.

Todos los elementos multimedia se gestionan desde una pantalla táctil de 8,25 pulgadas o desde otra de 10. Esta última sirve para una navegación 3D con conexión a la red y control gestual.

La conectividad va más allá del vehículo y mediante la aplicación Seat Connect están disponibles multitud de opciones de gestión remota, como conocer el lugar de estacionamiento, el estado de las luces y las puertas o, incluso, saber si los conductores sobrepasan los límites de velocidad programados –una suerte de función de control parental–.

Y para redondear la ecuación del automóvil, que se comercializa desde 24.110 euros sin contar descuentos (versión TSI 110 CV Style), los compradores se encontrarán con el modelo más seguro desarrollado por la marca española, en el que destacan el Control Dinámico de Chasis (DCC), el control adaptativo de crucero predictivo, el asistente de emergencia, que puede llegar a frenar por completo el coche y activar las luces y la llamada de emergencia si se detecta que el piloto no tiene las manos en el volante más de 15 segundos; y el de advertencia de apertura de puerta, que puede detectar peligros hasta 70 metros hacia atrás.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.