La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Renault instalará la línea de montaje para la reductora de eléctricos en Sevilla tras el verano
Componentes Ecoauto España Fábricas

Renault instalará la línea de montaje para la reductora de eléctricos en Sevilla tras el verano

La carga de trabajo vinculada con la tecnología eléctrica que recibirá la planta de Sevilla llegará a mediados o finales de 2021, con una estructura industrial preparada para producir 250.000 unidades anuales.

Renault Sevilla
Archivo. Fábrica de Renault en Sevilla conmemorando la producción de su caja de velocidades número 29 millones

Las fábricas de Renault en España siguen adelante con los proyectos industriales que tenían asignados, en medio de un clima de incertidumbre generado por el interés de repatriar producciones a Francia por parte del Gobierno galo. Un ejemplo claro se da con el centro de elementos mecánicos de Sevilla, al que el constructor del rombo le adjudicó a mediados de 2019 la fabricación de una caja reductora para vehículos eléctricos, denominada con código interno RDO.

Según informan a La Tribuna de Auotomoción fuentes del sector, este encargo mantiene su hoja de ruta y experimentará un hito clave después del verano, entre septiembre u octubre, con el comienzo de la instalación de la línea de montaje para este nuevo producto, que la está preparando en Alemania el proveedor Thyssenkrupp. La cadena se localizará en las instalaciones llamadas Sevilla 2 en la zona donde se ensambla la transmisión J de cinco velocidades, concretamente en un espacio que está libre desde que se hizo una reorganización de la maquinaria.

La factoría sevillana, tal y como informó esta publicación en primicia en su edición impresa de la segunda quincena de septiembre de 2019, tiene previsto iniciar la fabricación de la RDO a mediados o finales de 2021 con una capacidad de producción inicial de 250.000 unidades anuales, que podrían duplicarse en una segunda fase, si la demanda lo requiere, sin que sea necesario recurrir a fuertes inversiones.

El proyecto de la reductora, que supondrá solo en el área de montaje un desembolso de entre seis y siete millones de euros, es el primero que recibe Sevilla de tecnología eléctrica; no obstante, la planta podría asumir incluso otro de este tipo unos meses antes. De acuerdo con las mismas fuentes sectoriales, Renault tiene muy avanzada su decisión de que el centro español se encargue del mecanizado de piezas para la caja de velocidades de los coches híbridos enchufables e híbridos, englobados bajo el sello E-Tech.

Esta transmisión ya se fabrica, en la versión denominada DB35 (apta para un par motor de 350 Nm), en la factoría gala de STA, sin embargo, Sevilla optaría a carga de trabajo, no de este modelo, sino de otro con mayor capacidad de par (450 Nm), con el nombre DB45. Fuentes del sector explican que antes del parón generado por el coronavirus, la dirección de la fábrica andaluza estaba realizando estudios económicos para presentar una oferta a la matriz para conseguir también el montaje y que no sea asumido por terceras instalaciones del grupo.

Si quiere conocer todos los detalles del nuevo proyecto industrial de la fábrica de Renault en Sevilla puede hacerlo en el último número de La Tribuna de Automoción, disponible online de manera gratuita.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.