La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Alemania no dará ayudas directas a los coches de combustión, pero sí les baja el IVA
Ecoauto Internacional

Alemania no dará ayudas directas a los coches de combustión, pero sí les baja el IVA

La cuestión de incluir o no a los diésel y gasolina dentro de los incentivos directos a la compra ha sido uno de los puntos que ha levantado más controversia a la hora de definir el plan

La canciller alemana, Angela Merkel.
La canciller alemana, Angela Merkel, en la presentación del plan de recuperación.

Los coches gasolina y diésel no recibirán ayudas directas a la compra dentro del plan de medidas que Alemania ha presentado para afrontar la crisis del coronavirus, dotado de un total de 130.000 millones de euros, si bien quienes adquieran estos vehículos podrán beneficiarse de un recorte general del IVA, que pasará del 19% al 16%.

El Gobierno alemán duplicará los incentivos destinados a los eléctricos, y se pasará a conceder 6.000 euros a quienes se hagan con una unidad impulsada por esta tecnología; a esta cifra, se le incluiría un monto de 3.000 euros subvencionado por los fabricantes.

No obstante, esta cuantía solo se puede solicitar para comprar coches que no superen los 40.000 euros, lo que dejaría fuera las unidades de las marcas premium.

Por otra parte, el Ejecutivo contempla, además de la bajada del IVA —medida que se pondrá en marcha el 1 de julio para todos los productos y estará en vigor hasta el 31 de diciembre— una reforma en el esquema fiscal que penalizará los coches más contaminantes —aquellos que superen la media de 95 gramos de CO2/km—, para que paguen una mayor cantidad de impuestos a partir de enero de 2021.

Asimismo, se ampliará la actual exención de impuestos para los eléctricos puros; así, este programa finalizará el 31 de diciembre de 2030, en lugar de ese mismo día de 2025.

En el listado de acciones, también aparece que se reforzará la inversión para el desarrollo de la red de carga —con fondos adicionales por 2.500 millones de euros— y la producción de baterías.

Discrepancias en las ayudas

Los roces en el Ejecutivo alemán de coalición han retrasado la presentación de la estrategia de recuperación, que inicialmente iba a haberse hecho pública el pasado martes.

En este sentido, uno de los puntos más conflictivos ha sido la inclusión de los térmicos en las ayudas; una posición defendida por el CDU de Angela Merkel, pero rechazada por los socialdemócratas.

Inicialmente, el Ejecutivo contemplaba bonos que habrían partido de los 2.500 euros para la compra de cualquier unidad, y cuyo importe habría aumentado para los vehículos más eficientes.

«No podíamos lanzar un paquete de estímulos en el sentido tradicional«, ha enfatizado Merkel en la presentación del plan.

De esta forma, Alemania se desmarca del camino trazado por Francia, que la pasada semana anunció su plan de impulso a la automoción.

En el país galo, si bien los térmicos no pueden optar a la ayuda de 7.000 euros y 2.000 euros destinada, respectivamente, a los 100% eléctricos e híbridos enchufables, sí se pueden beneficiar de un bono excepcional —de 3.000 euros— si cambian su antiguo vehículo por un coche de combustión de última generación.

Mientras, en España, Pedro Sánchez ha avanzado que el Gobierno está preparando, para aprobar «tan pronto como sea posible» un plan de choque de ayuda al sector, en el que uno de los principales objetivos será la renovación del parque.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.