La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Sanidad permitirá que los concesionarios e ITV de más de 400 m² abran en la Fase 1
Concesionarios y talleres España General

El Ministerio de Sanidad permitirá que los concesionarios e ITV de más de 400 m² abran en la Fase 1

El departamento liderado por Salvador Illa aprobará en las próximas horas una nueva orden ministerial para fijar tres excepciones de empresas con instalaciones de más de 400 metros cuadrados que podrán abrir en la Fase 1, que arranca el 11 de mayo. Se trata de los concesionarios y compraventas, los centros de ITV y los viveros de plantas.

En primer término, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto a la ministra portavoz y responsable de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 24 de abril. (Foto pool Moncloa. JM Cuadrado)

El Ministerio de Sanidad ha aceptado que puedan abrir los concesionarios y distribuidores de vehículos, así como los centros de ITV de más de 400 metros cuadrados en la Fase 1 del denominado plan de transición hacia una nueva normalidad –arranca el 11 de mayo en las autonomías y territorios que sean autorizados–, algo que no estaba previsto en la orden ministerial que aprobó este departamento el pasado día 3 (SND/386/2020), en la que se limitaba la apertura a cualquier comercio minorista con instalaciones inferiores a este tope, según han informado a La Tribuna de Automoción fuentes de la Administración.

El departamento de Salvador Illa va a introducir en una nueva orden, que podría publicarse mañana en el Boletín Oficial del Estado –en todo caso tendrá que lanzarse antes del lunes–, tres excepciones a la regla general marcada el día 3. Aparte del sector de la distribución y las ITV se habilitará la apertura de los viveros de plantas.

La modificación que se va a introducir llega tras una propuesta realizada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y que ha sido elevada en las últimas horas. El criterio que se ha elegido para las empresas afectadas por estas excepciones es el de que las instalaciones puedan empezar a operar sin tener que limitar ni siquiera su espacio, según apuntan las mismas fuentes de la Administración. La razón de no tener que balizar una superficie de hasta 400 m² estaría en que en estos negocios la atención al cliente es personalizada y no se generan aglomeraciones de gente.

En estos momentos, y sin considerar el cambio normativo que va a aprobar Sanidad próximamente, la gran mayoría del sector de la distribución de vehículos, tanto las redes oficiales de concesionarios –representan a 5.703 pymes, de las cuales 2.152 son concesiones de las que dependen 3.551 agencias y servicios secundarios– como los compraventas, no tiene permitida la apertura porque un elevado porcentaje de los puntos de venta superan los 400 m². En el caso de las concesiones, los únicos establecimientos que sí están en condiciones de abrir son aquellos que cuentan con una exposición de dos o tres coches, fundamentalmente ubicados en el centro de las ciudades, de acuerdo con fuentes sectoriales.

La necesidad de que se permita funcionar a los distribuidores de más de 400 m² en la Fase 1 se abordó en la reunión telemática que mantuvieron ayer por la tarde los responsables de Anfac, Sernauto, Faconauto y Ganvam con la ministra de Industria, Reyes Maroto; la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera; y el director del Departamento de Asuntos Económicos de Presidencia, Manuel de la Rocha, en la que las patronales presentaron su plan de choque de medidas urgentes.

Según fuentes del sector, el tema lo sacó en su presentación inicial la propia ministra Maroto, señalando que estaban trabajando para resolverlo y dar «una solución inminente», algo que ya se ha materializado. Posteriormente, los presidentes de Anfac, Faconauto y Ganvam agradecieron en su turno de palabra a la titular de Industria la sensibilidad que había mostrado con este tema y en el caso del representante de los fabricantes, José Vicente de los Mozos, este reiteró que permitir estas excepciones sería tomar el mismo camino que habían hecho el resto de grandes mercados europeos de automoción.

Con el permiso para que puedan volver a la actividad los concesionarios a partir del 11 de mayo, como Faconauto había recomendado a sus asociados, las redes oficiales desafectarán de los ERTE de fuerza mayor a los que se han acogido a entre 50.000 y 70.000 empleados en una primera fase –sobre el total de más de 150.000 que están incluidos–, según precisan a este medio fuentes sectoriales.

Más allá de ello, en el sector también existe preocupación del impacto que puede haber en ventas si el Gobierno no autoriza a Madrid entrar en la Fase 1 –entonces solo podrían abrir los concesionarios con cita previa–, un ajuste que sí se va a dar en Cataluña, concretamente en Barcelona, Girona y buena parte de Lleida, zonas que la Generalitat ha decidido mantener en la Fase 0.

 

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.