La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Delbos (Renault): «No hay planes de reducir la capacidad productiva en España»
Internacional

Delbos (Grupo Renault): "No hay planes de reducir la capacidad productiva en España"

El plan de la compañía gala incluye la supresión de 14.600 puestos de trabajo, 4.600 dentro de Francia y otros 10.000 en el resto del mundo. 

El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, y la CEO interina, Clotilde Delbos.
El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, y la CEO interina, Clotilde Delbos.

El Grupo Renault ha presentado su plan a medio plazo para ahorrar más de 2.000 millones de euros en costes fijos en tres años, que contempla reducir la capacidad productiva hasta los 3,3 millones de vehículos en 2024 —en comparación con los 4 millones de 2019—, aunque las fábricas españolas (Valladolid, Palencia y Sevilla) no estarían afectadas por esta medida.

«En estos momentos, no hay planes para reducir la capacidad en España«, ha confirmado la CEO interina de la compañía, Clotilde Delbos, en la presentación de la estrategia, que ha sido dada a conocer un día después de que su socio Nissan revelara la suya.

Este plan, que será ampliado por la visión a largo plazo que se definirá una vez Luca de Meo ocupe el cargo de director ejecutivo, incluye la supresión de 14.600 puestos de trabajo, 4.600 dentro de Francia y otros 10.000 en el resto del mundo.

Este recorte se dará a través de «medidas de reconversión, movilidad interna y salidas voluntarias», ha afirmado el grupo galo.

A nivel global, Delbos ha señalado que, a día de hoy, no pueden precisar en qué países va a repercutir esta acción, pero que «se va a mirar la eficiencia de cada una de las regiones» para estar seguros de que todas son competitivas.

Reconversión en las fábricas francesas

Uno de los conceptos que contempla la estrategia es la optimización de los medios industriales, lo que supondría un ahorro de unos 650 millones. En este sentido, el funcionamiento de varias plantas galas será modificado, mientras que en el resto del mundo, no se cerrará ninguna fábrica, según ha defendido Delbos.

La planta de Dieppe, en Normandía, podría ser reconvertida cuando finalice la producción del Alpine A110, y la de Choisy-le-Roi pasará sus actividades a la de Flins, donde se creará «un ecosistema de economía circular».

Asimismo, se considera crear, en las factorías de Douai y Maubeuge, un centro de excelencia para vehículos comerciales eléctricos y ligeros, mientras que la Fundición de Caudán, en Bretaña, también será objeto de «una revisión estratégica«.

Fuera de esta nación, se cancelarán los planes de aumentar la capacidad en Marruecos y Rumanía, y se revisará el funcionamiento del grupo en Rusia, así como la racionalización de las cajas de velocidades a nivel mundial.

Por otra parte, a través de la disminución de gastos y de marketing, la firma calcula conseguir unos 700 millones, mientras que otros 800 millones vendrían de la reducción de costes de ingeniería, gracias a la nueva estrategia de trabajo de la Alianza, bajo el esquema ‘leader-follower’.

Como último aspecto, la compañía ha recordado que finalizará sus actividades de vehículos particulares bajo la marca Renault en el mercado chino y que se desligará de la joint venture que mantiene con Dongfeng Motor Corporation en el país asiático.

Con un coste de implementación que rondará los 1.200 millones de euros, el plan todavía no se considera definitivo, ya que la marca del rombo tendrá que consultarlo con la parte social y las autoridades.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.