La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El sector pide al Gobierno 300 millones para la compra de vehículos, en un “plan de choque” más amplio
Componentes Concesionarios y talleres España Fábricas

El sector de automoción pide al Gobierno 300 millones para la compra de vehículos, en un “plan de choque” más amplio

Anfac, Sernauto, Faconauto y Ganvam han remitido a la ministra de Industria, Reyes Maroto, el plan de choque que solicitan al Gobierno para poder afrontar la situación a raíz de la crisis de la Covid-19. Entre las medidas, las asociaciones reclaman, además, extender los ERTE de fuerza mayor, el aplazamiento del pago de impuestos y la creación de una línea ICO específica para el sector.

Reyes Maroto y Pedro Sánchez
La ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una visita al taller de confección de mascarillas de El Corte Inglés, el 15 de abril. Foto pool Moncloa (Borja Puig de la Bellacasa)

Las asociaciones del sector Anfac, Sernauto, Faconauto y Ganvam han pedido al Ministerio de Industria un “plan de choque” en el que incluyen un programa de incentivos a la compra de automóviles, con independencia de su tipo de motorización, dotado de 300 millones de euros para reactivar el mercado ante la crisis del coronavirus, según ha podido saber La Tribuna de Automoción.

Estas ayudas, que vendrían a sustituir el actual Plan Moves, que solo incluye los vehículos de energías alternativas, se debería complementar con un impulso a la instalación de puntos de carga para eléctricos, para acabar con la falta de este tipo de infraestructura, según consta en el documento enviado a la ministra Reyes Maroto.

Asimismo, el paquete de iniciativas, detallado en un texto de nueve páginas que también se va a remitir a Presidencia del Gobierno, incluye la necesidad de que los ERTE de fuerza mayor se extiendan más allá del fin del estado de alarma, puesto que la vuelta a la situación anterior a la Covid-19 aún va a tardar varios meses, por la caída de la demanda, los protocolos sanitarios y la falta de componentes.

Otro de los problemas a los que se enfrentan las empresas es la falta de liquidez, por lo que en el plan, a cuyo contenido ha tenido acceso esta publicación, también se solicita el aplazamiento de la liquidación de los impuestos, así como de las cotizaciones sociales.

Dentro del apartado fiscal, las patronales también inciden en urgir a una reforma que implique la eliminación del Impuesto de Matriculación y que la ausencia de este gravamen se sustituya por una tasa a la circulación actualizada que tenga más impacto en los vehículos que emitan más CO2.

En el caso de que no se pueda articular, sugieren que el Impuesto de Matriculación se modifique de forma que el cambio de homologación de NEDC a WLTP —el nuevo proceso al ser más duro implica que los coches den resultados de emisiones más elevados— no suponga que haya más compradores que tengan que abonar este tributo.

Nuevas líneas ICO

En el capítulo de dotar a las compañías de efectivo para afrontar los pagos urgentes, sobre todo a las pymes, se plantea la necesidad de crear líneas ICO específicas para la automoción, de la misma forma que ya existen para el sector del turismo. Por último, se recuerda que las empresas sectoriales necesitan apoyo a las inversiones en I+D+i y para la promoción de la industria 4.0.

De cara al desarrollo de estas iniciativas, en la misiva remitida a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, los cuatro presidentes firmantes se ponen a disposición de la política para agendar una reunión telemática cuando sea posible.

Si quiere conocer más detalles del “plan de choque” diseñado por el sector de la automoción ya puede acceder al número 575 de La Tribuna de Automoción, correspondiente a la segunda quincena de abril, de forma gratuita en nuestra web o en formato físico, como siempre, en su kiosco.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.