La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Corsa-e: diseño y prestaciones en el nuevo eléctrico de Opel
Producto

Corsa-e: diseño y prestaciones en el nuevo eléctrico de Opel

La versión cero emisiones del utilitario alemán se dibuja como un gran paso adelante en la descarbonización de la gama, con una batería de 50 kWh que extiende su autonomía hasta los 337 km.

Opel Corsa-e en el Schloss Sanssouci de Postdam (Alemania).

No es ningún secreto que Opel lleva tiempo apostando por la electrificación con su nuevo Corsa como jugador estrella. Sin embargo, pese a que está más que claro que el ya clásico utilitario de los alemanes es el favorito de una parte grande de su mercado —de sus 973.431 ventas en todo el mundo en 2019, 229.910 de ellos fueron de este modelo—, la versión cero emisiones, que se fabrica en exclusiva en Zaragoza, está llamada a revolucionar su segmento.

Su batería de 50 kWh, formada por 18 módulos y 216 celdas en total, es una de sus principales bazas, ya que, con 337 kilómetros de autonomía, garantiza la circulación urbana semanal sin necesidad de cargas adicionales (puede reponer el 80% en media hora en un punto de corriente alterna de 100 kW); aunque, por si acaso, el fabricante germano ofrece un pack de adaptadores para cualquier tipo de cargador por 720 euros (precio para Alemania). Además, la garantía de la pila se fija en ocho años o 160.000 kilómetros.

Respecto al motor, sus 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par logran una aceleración de 0 a 50 km/h en 2.8 segundos, y el 0 a 100 en 8,1 segundos. Incorpora tres modos de conducción: uno Sport, con dirección y reacción de pedales más deportiva y entrega directa de todo el par; uno Normal; y uno Eco, que optimiza las funciones del coche para conservar la mayor cantidad de energía posible.

Su diseño, más dinámico que la generación anterior, parte con la ventaja de haber aumentado en 12 milímetros el ancho de sus vías, en siete su distancia entre ejes, y también haber bajado su centro de gravedad hasta 57 mm, lo que supone un 10% menos. Como factor diferenciador, monta faros matriciales (al igual que los modelos superiores de Opel), convirtiéndose en el único automóvil del segmento B que los ofrece.

Tecnológicamente, el protagonismo lo cobran los elementos de seguridad en ruta, pues incluye un control de crucero adaptativo, un asistente activo de carril para mantener al Corsa-e en el centro de la vía y un sistema de emergencia de frenada basado en radares. Al activarse de forma conjunta en zonas de autopista, el conductor puede despreocuparse del volante unos instantes, haciendo de la conducción autónoma una realidad cada vez más cercana.

En cuanto a su precio, puede adquirirse en España desde 30.850 euros (incluidos tanto el IVA como los descuentos de la marca), aunque, de aplicarse planes de ayudas gubernamentales como el Moves, podría verse reducido significativamente (los incentivos estatales en Alemania, por ejemplo, lo dejan en 23.300 euros). Finalmente, la marca ofrece en nuestro país opciones de renting a particulares desde 259 euros al mes.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.