La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Mini Cooper SE: 7,4 kilos de diversión eléctrica por CV
Ecoauto Producto

Mini Cooper SE: 7,4 CV de diversión eléctrica por kilo

La marca del Grupo BMW ha lanzado al mercado el Cooper SE, la punta de lanza de la ofensiva de electrificación que llegará en los próximos años.

Mini Cooper SE 2020.
Mini Cooper SE 2020.

Mini va a ser clave en la estrategia de electrificación del Grupo BMW. Tiene mucho sentido que hayan elegido a la marca compacta para introducir la última generación de motores cero emisiones, pues va en línea con la esencia juvenil, vanguardista y urbana que el consorcio bávaro ha destinado al emblema inglés.

Así, es la punta de lanza de los próximos lanzamientos que llegarán en el próximo bienio: hasta 12 modelos electrificables y dos sin combustión, el iX3 y el iNext, comparable al X5 en tamaño. De momento, Mini no ha desarrollado una plataforma exclusiva para acomodar el sistema de propulsión, pero los ingenieros alemanes consiguieron encajarlo en la existente del Cooper, sin perder habitabilidad ni espacio en el maletero, que permanece con 211 litros.

El problema, sin embargo, de prescindir de una arquitectura dedicada, como podría ser la MEB de Volkswagen, es que la autonomía es limitada. Construir vehículos es un negocio de concesiones y acuerdos en el que ingenieros, diseñadores y contables tienen todos que ceder en sus objetivos. Teniendo en cuenta que la estrategia de Oliver Zipse es la de acelerar la electrificación, era preferible sacar un vehículo al mercado con tecnología más actualizada que el i3 (lanzado en 2014) antes que desarrollar un esqueleto que retrasaría en años el lanzamiento del modelo.

Así, el Mini recién presentado cuenta con un bloque de 12 grupos de baterías suministradas por CATL, el mayor proveedor de células energéticas de China, que suman 33 kWh y permiten una autonomía de 234 kilómetros. Estas alimentan un propulsor de 135 kW (184 CV) que, gracias a los 1.365 kilos que tiene el Cooper SE, le permite acelerar de 0 a 100 en 7,3 segundos.

Cada grupo cuenta con una ingeniosa centralita capaz de controlar la temperatura para que siempre opere en el rango óptimo (entre 25 y 40 grados), siempre que se encuentre dentro de sus límites de funcionamiento, que van de los -40 a los 55 grados. La información que transmiten es, a su vez, gestionada por otro ordenador de a bordo que la envía a los servidores de BMW —erigidos sobre IBM Watson— y es allí agregada.

Mini Cooper SE 2020.
Mini Cooper SE 2020.

El sistema de alta tensión está diseñado para soportar carga de hasta 50 kW, y alcanza el 80% de su totalidad en 35 minutos. Usando una toma de corriente alterna del hogar, la carga completa de las células se logra en 12,5 horas. Todas las diferentes versiones del Cooper SE cuentan con el mismo sistema de propulsión.

A partir del 7 de marzo estará disponible el modelo en los concesionarios españoles, con cuatro diferentes acabados: S (33.950 euros), M (36.500), L (39.000) y XL (41.000). Siguiendo su política Power of Choice —en la que permiten la elección de la propulsión a sus clientes, en vez de generar presión a sus redes para alcanzar el objetivo de emisiones de Bruselas—, no habrá incentivos especiales a sus concesionarios para vender el eléctrico.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.