La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Mercedes Vitoria recula y pacta complementar el ERTE al 80% con múltiples medidas de flexibilidad
España Fábricas General

Mercedes Vitoria recula y pacta complementar el ERTE al 80% con múltiples medidas de flexibilidad

Tras presentar el expediente de fuerza mayor el pasado 24 sin ningún complemento, algo único en España entre los fabricantes de vehículos, la dirección del centro vasco ha consensuado con una amplia mayoría del Comité ampliar hasta el 80% el salario bruto, además de aplicar una serie de medidas de flexibilidad para minimizar el impacto del ERTE.

Vitoria Restyling625
Mercedes Vitoria Emilio Titos

La fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria ya no será la única de montaje de vehículos en España que no complemente el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ha tenido que presentar para asumir la parada de actividad, desde el turno de tarde del 16 de marzo, ante la crisis sanitaria desatada por el coronavirus. Después de que registrara el expediente el pasado 24 sin pactar con el Comité de Empresa ninguna mejora retributiva, la dirección del centro ha reculado hoy su posición, hasta la fecha férrea, y en una reunión ha consensuado con una amplia mayoría de los sindicatos, integrada por UGT, ELA, CCOO, Ekintza, PIM y ESK –solo se ha desmarcado LAB–, ampliar el pago del salario bruto hasta el 80% y mantener al 100% las pagas extra y las vacaciones, según han informado a La Tribuna de Automoción fuentes del sector.

El ERTE por causas de fuerza mayor presentado tiene una vigencia entre el comienzo del cierre del centro vasco y, al menos, hasta el 11 de abril, cuando finalizaría la prórroga del estado del alarma decretada por el Gobierno; afectando a la totalidad de la plantilla, alrededor de 4.800 efectivos. Este cambio de rumbo llega después de que el fabricante en el encuentro de hace cuatro días informara a las centrales sindicales que iba a consultar a la matriz en Alemania si le dejaba algo de margen para mejorar las condiciones y que, en caso positivo, les convocaría de nuevo para negociar, lo que ha acabado sucediendo.

Este acuerdo recoge diferentes propuestas de flexibilidad que habían planteado durante las negociaciones los representantes de los trabajadores, para aliviar el impacto del ERTE en la retribución de los operarios y sus familias. De este modo, se ha acordado que el personal antes de entrar en el expediente consumirá los días restantes de las vacaciones de todos los años anteriores y cualquier saldo positivo en la cuenta de horas o días activables de producción de ejercicios pasados o del presente, excepto los cuatros que estaban fijados en calendario para diciembre, que se trasladan para asumir paradas a los 16, 17, 18 y 20 de marzo.

Para contrarrestar este movimiento de jornadas, se moverán cuatro días activables de 2021 (normalmente situados en enero) al próximo diciembre, con lo cual se conserva la jornada base individual en 210 días.

Aparte de todo ello, se recurrirá a cuatro días de bolsa de horas –la plantilla tenía de margen nueve– para cancelar la actividad el 3, 6, 7 y 8 de abril, de lo que quedarán excluidos los eventuales para evitar que sus saldos queden en negativo.

Una vez que cada uno de los empleados vaya agotando cada una de las medidas precedentes, se entrará en ERTE al 80% mencionado, según se recoge en el documento consensuado.

Con el pacto alcanzado se ha reducido sensiblemente la tensión que había en la fábrica, en la que se vivió una sentada del Comité de Empresa en la mañana del día 16 ante la negativa de la dirección de interrumpir inmediatamente la actividad. Este desencuentro, que llevó a la compañía a amenazar con una denuncia por sabotaje, fue seguido por un encontronazo en las dos reuniones para abordar el expediente por fuerza mayor. Además, el malestar de los trabajadores creció, tras una carta enviada por el director, Emilio Titos, el pasado 25, en la que desglosaba en detalle todos los acontecimientos acaecidos desde justo antes de parar la planta y en la que trasladaba que «la acción del Comité provocó la pérdida de confianza de la dirección de Alemania», un aviso de cara al futuro.

 

 

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.