La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Faconauto estima más de un 85% en pérdidas para los concesionarios en marzo
Concesionarios y talleres España

Faconauto estima más de un 85% en pérdidas para los concesionarios en marzo

A pesar de que algunos concesionarios han mantenido sus talleres operativos para servicios de emergencia y sectores estratégicos, la caída en la actividad ha sido de un 95%

Archivo. El tráfico al taller ha caído un 95% según Faconauto.

El impacto del estado de alarma, en vigor desde el 14 de marzo, empieza a ser cuantificable en el negocio de la distribución de automóviles. Si bien los comercios habían de permanecer cerrados, algunos talleres habían abierto sus puertas para prestar servicios a sectores estratégicos, como el sanitario o el logístico.

Sin embargo, Faconauto cifra la caída de actividad en los talleres oficiales en un 95%. La federación de concesionarios había recomendado a sus integrantes que se establecieran las prestaciones mínimas en el área de posventa, pero, según datos que le ha proporcionado la consultora MSI, transmiten que mantener su actividad supondría asumir un 85% de pérdidas en marzo, de media.

Muchos grupos de concesionarios, como Jurado-Nigorra o Seligrat han decidido anular su actividad completamente. Otros, como el Grupo Concesur, han mantenido únicamente a un mecánico por centro. La patronal recuerda que no existe, hasta la fecha, un procedimiento que permita higienizar los vehículos con garantías sanitarias efectivas.

Otras estimaciones de la consultora son que las pérdidas netas en el departamento de Ventas ascenderían al 87% para el VN, y un 85% para el de ocasión. El miércoles 18 se matricularon 808 vehículos en toda España.

De estos, 373 fueron compras de particulares (-80,3%); 371 de empresas (-73,4%) y la caída más grande la sufrió el sector del RAC, con únicamente 63 unidades, que supusieron un 92,8% menos.

Tanto Faconauto como Ganvam han recomendado a sus asociados que se sometan sus plantillas (salvo los equipos especiales de posventa) a un ERTE de fuerza mayor, mucho más rápido de tramitar que uno alegando motivos económicos. Esto supondría la exoneración de cuotas de Seguridad Social, la autorización a percibir el desempleo por personas sin cotización suficiente y que el periodo sin trabajar no compute en este último.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.