La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » PSA advierte de que «la incertidumbre en España» lastra el impulso de la electromovilidad
Ecoauto Emisiones España General

PSA lamenta el efecto negativo de las "incertidumbres" españolas para el desarrollo futuro de la electromovilidad

El director general de Comercio de Grupo PSA en España y Portugal, Christophe Mandon, comenta que España necesita una estrategia global a largo plazo para impulsar fuertemente el mercado de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, lo que implicará el despliegue de una política ambiciosa de incentivos a la compra y para la instalación de red de carga.

Gama electrificada de PSA, a la venta en la actualidad en España

El director general comercial del Grupo PSA en España y Portugal, Christophe Mandon, ha advertido de que la electromovilidad en España está lastrada en estos momentos y que podría seguir viéndose afectada en los próximos meses, a causa de «la incertidumbre» que domina este mercado, como el hecho de que no exista una garantía de continuidad de los incentivos para los vehículos eléctricos, ni que se conozca su potencial presupuestario o que «el nivel de la red de infraestructura de recarga no sea el esperado«, en comparación con otros países europeos.

A tenor de este escenario, el ejecutivo, que intervino en un acto de presentación en Madrid de la estrategia de electrificación de PSA hasta 2025, subrayó que es muy difícil hacer previsiones de cara al año que viene sobre la penetración que va a alcanzar su empresa en electrificación en el mercado español. Concretamente, el consorcio galo estima que un panorama razonable en 2020 para poder cumplir con el objetivo de emisiones de CO2 en Europa de 95 gramos, y así evitar las multas, es que la cuota de los coches eléctricos e híbridos enchufables sea de entorno al 7%, un porcentaje para el que se «está preparando» el fabricante, según precisó el director de la Unidad de negocio de Vehículos de Bajas Emisiones, Alexandre Guignard, quien recalcó, no obstante, que «serán flexibles», es decir, podrán ajustar sus ventas en función de la demanda para llegar a la meta de emisiones.

Sea como fuere,  Guignard enfatizó en que «la regla de oro» del grupo es la «garantía total de cumplimiento de los límites de CO2», no tanto por sortear las sanciones, sino «por responsabilidad y ética con los ciudadanos» a la hora de reducir la huella medioambiental.

En el caso de España, Mandon comentó que las restricciones a la circulación que se están estableciendo en muchas ciudades del país «no tienen la fuerza suficiente» para impulsar el crecimiento de la electromovilidad, de hecho la cuota de los enchufables se encuentra en el 1,36% a noviembre (según datos de Anfac), cuando la media en la UE, según los últimos datos (septiembre) es del 2,62%. En opinión del directivo, un desarrollo fuerte llegaría, como están haciendo otros estados europeos, con la aprobación de «una estrategia global» a largo plazo, que contara con una ambiciosa política de incentivos, los cuales deberían unificarse en todas las autonomías y no como sucede ahora donde hay diferencias notables entre territorios.

PSA, preparada

En el evento de presentación de la estrategia de electrificación, que se ha celebrado coincidiendo con la COP25, PSA ha destacado que ya está preparada para hacer frente a la rápida evolución que se espera de la electrificación en los próximos años. De acuerdo con sus previsiones, el mercado mundial de bajas emisiones se va a multiplicar por 10 hasta 2025 respecto a 2017, con una Europa que pasará de unas ventas de apenas 280.000 unidades anuales hasta 3,5 millones.

El grupo francés ya cuenta con una gama amplia de vehículos electrificados en el mercado, concretamente cuatro eléctricos (Peugeot e-208 y e-2008, DS 3 Crossback E-Tense y Opel Corsa-e) y cinco híbridos enchufables (Peugeot 3008 Hybrid y508 Hybrid, Citroën C5 Aircross Hybrid, DS 7 Crossback E-Tense 4X4 y Opel Grandland X Hybrid). A partir de 2019, cada nuevo lanzamiento tendrá una opción eléctrica o enchufable, lo que hará que en 2025 toda la gama cuente con variantes propulsadas con electricidad.

Para gestionar todo este despliegue de producto, las redes comerciales de las cuatro marcas del grupo ya están preparadas, según Mandon, que indicó que a comienzos del curso que viene los concesionarios tendrán instalados 2.000 puntos de carga —ya hay más de 1.300—, a lo que hay que sumar la fuerte inversión que se está haciendo en formación de personal, que va a llegar a 5.000 personas.

 

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.