La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Ganvam defiende que las leyes de competencia de la UE prosigan más allá de 2022
Concesionarios y talleres España

Ganvam defiende que las leyes de competencia de la UE prosigan más allá de 2022

Ante la reforma de las leyes de competencia vertical que expiran en 2022 y 2023, Ganvam defiende que se mantengan sus textos para propiciar «estabilidad jurídica».

Raúl Palacios, presidente de Ganvam.

Ganvam defiende que, ante la expiración de la directiva europea que regula los contratos de distribución de los concesionarios en 2022, esta se renueve para «ofrecer un marco jurídico estable por encima de cualquier cosa».

Así lo puso de manifiesto el presidente de la asociación, Raúl Palacios, en su 41ª cena navideña. Bruselas inició una consulta pública con los principales sectores de la distribución selectiva —en la que los fabricantes pueden elegir sus vendedores—, ya fuesen tecnológicos, cosméticos, farmacéuticos o de automoción.

Los dos ordenamientos comunitarios regulan la competencia vertical, de manera genérica (330/2010, que expira en 2022) y de forma específica para la posventa de automoción (461/2010, que finaliza en 2023). Su reforma ha originado diferencias de opinión entre las asociaciones, tanto a nivel nacional —entre Ganvam y Faconauto— como europeo; donde generó la creación de la Alianza de Concesionarios y Talleres Europeos (Aecdr), enfocada en los intereses de la distribución oficial, frente a Cecra, que cuenta con actores independientes entre sus filas.

«Lógicamente», afirmó Palacios en su discurso, «no podemos prohibir a los fabricantes que elijan un modo de vender sus vehículos. Ahí no podemos entrar». En cambio, pretenden que, si se llegan a implementar estos nuevos canales de venta —refiriéndose tácitamente al canal online—, «se compense a la red comercial por las inversiones no amortizadas y por el despido del personal que puedan acarrear«.

Mientras Ganvam defiende que prosiga el marco jurídico, porque proporciona estabilidad a los distribuidores, Faconauto busca que se incluyan cláusulas específicas para la automoción, ya sea en forma de anexos o ampliando la cobertura de la norma 461.

Los datos, libres

Otro de los puntos de fricción entre los dos principales representantes de la distribución en España es el acceso a los datos generados por los vehículos. Mientras Faconauto y Aecdr defienden que se prime la entrada a las redes oficiales a los servidores de los fabricantes para evitar el efecto gorrón —en el cual actores que no han invertido en la tecnología se beneficien de ella—, Ganvam y Cecra sostienen que un acceso en tiempo real a una plataforma neutra y segura (OBA-P) solo redundaría en más competencia, más innovación y precios menores para el consumidor.

Palacios concluyó: «Es necesario un reglamento que no deje a la distribución al margen de la información, sin limitar los servicios que concesionarios y talleres pueden ofrecer. Es necesario que las relaciones entre las marcas y sus redes se ajusten a las nuevas realidades«.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.