La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La Comisión propondrá revisar en 2021 las metas de emisiones de los coches para endurecerlas
Ecoauto Internacional

La Comisión propondrá revisar en 2021 las metas de emisiones de los coches para endurecerlas

En el llamado Pacto Verde, presentado por Ursula von der Leyen, Bruselas aboga por establecer «estándares más restrictivos respecto a las emisiones de vehículos impulsados por motores de combustión»

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

La Comisión Europea propondrá revisar las metas relacionadas con las emisiones de CO2 de los coches y furgonetas de cara a 2030, además de plantear «estándares más restrictivos respecto a los vehículos impulsados por motores de combustión», según afirma el Pacto Verde presentado hoy por la nueva responsable de la institución, Ursula von der Leyen.

En el texto,  elaborado con el objetivo de convertir a la región en el primer continente neutro en emisiones a mitad de siglo, Bruselas expresa su intención de volver a examinar, en junio de 2021, la legislación consensuada junto al Parlamento y el Consejo de la UE a finales del año pasado que establece que, en 2025, los automóviles y comerciales ligeros deberán emitir un 15% menos de CO2, mientras que en 2030, este recorte deberá ser de 37,5%, en el caso de los primeros, y de 31%, para los segundos.

De esta forma, la Comisión quiere asegurarse de que haya «un camino claro desde 2025 hacia la movilidad de cero emisiones«.

Además, se considerará «aplicar un régimen de comercio de derechos de emisión al transporte en carretera«,  recoge el apartado del pacto enfocado en «acelerar el cambio hacia la movilidad inteligente y sostenible».

En su lucha para reducir las emisiones del transporte en carretera —el cual es responsable del 71,7% de los gases de efecto invernadero arrojados a la atmósfera en la región por parte de este sector—, la Comisión fomentará el desarrollo de los vehículos de energía alternativa. «Los subsidios a los combustibles fósiles deben acabar», ha sentenciado.

Así, se apoyará la implantación de la red de carga, haciendo especial hincapié en los viajes de larga distancia y en las áreas con menos densidad de población, dado que, según los datos de los que dispone Bruselas, para 2025 serán necesarios un millón de estos puntos para dar servicio a los 13 millones de vehículos de cero o bajas emisiones que habrá en las carreteras europeas.

También se valorarán diferentes herramientas legislativas para respaldar la producción e incorporación de las energías alternativas en los distintos modos de transporte.

Al menos, un 50% menos de emisiones totales para 2030

Las líneas esbozadas respecto al transporte están en línea con el endurecimiento que el órgano, encabezado por Von der Leyen desde el pasado 1 de diciembre, propone respecto al total de las emisiones de efecto invernadero.

Si bien en estos momentos el fin es que en 2030 se llegue a una reducción del 40% de estos gases, en comparación con 1990, la Comisión va a proponer, el próximo verano, un plan para que la meta sea más estricta y ascienda hasta el 50%, con miras a que el porcentaje escale hasta el 55%.

Esta última propuesta obtendría, probablemente, el beneplácito del Parlamento Europeo, el cual, apenas unos días antes de que arrancara en Madrid la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), aprobó una declaración en la que declaraba «la situación de emergencia de climática y medioambiental» y respaldó una reducción del 55% sobre los datos de 1990.

Sin embargo, las dificultades podrían venir por parte del Consejo de la UE, ya que algunas naciones, como Alemania y otros países del este, se han mostrado partidarias de atenerse a las metas previamente fijadas y no buscar, por el momento, otras más ambiciosas.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.