Publicidad: CarGarantie garantías sin riesgos
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Renault adjudica a la planta de Sevilla la producción de una reductora para coches eléctricos
Componentes Ecoauto España Fábricas

Renault Sevilla producirá una caja reductora para coches eléctricos en 2021

La dirección de la empresa confirmó el proyecto, conocido internamente como RDO, antes del verano. Las instalaciones sevillanas tendrán inicialmente una capacidad anual para montar alrededor de 250.000 unidades, que en una segunda fase podrían ampliarse a 500.000.

Renault Sevilla
Fábrica de Renault en Sevilla conmemorando la producción de su caja de velocidades número 29 millones

Renault ha adjudicado a la fábrica de cajas de velocidades de Sevilla la producción de una reductora para vehículos eléctricos a partir de mediados o finales de 2021, según han confirmado a La Tribuna de Automoción fuentes del sector. La dirección del centro andaluz, liderada por Alfonso García-Agúndez, trasladó al Comité de Empresa la aprobación del proyecto —conocido internamente con el código RDO— por la matriz de París antes de las vacaciones de verano.

Por el momento, el fabricante del rombo ha validado una capacidad de fabricación de 250.000 unidades anuales, aunque, para una segunda fase, y en función de la demanda del mercado, se podría ampliar hasta las 500.000, un aumento que no requeriría de grandes inversiones adicionales, sino que se podría asumir «con pequeñas modificaciones en la maquinaría nueva instalada». A tenor de estos volúmenes máximos se trata de una adjudicación de envergadura no solo porque permite a la fábrica sevillana adentrarse en la electromovilidad, sino también porque anualmente está fabricando más de un millón de unidades —en 2018, fueron 1.093.149—.

La producción de la reductora necesitará que se instale una nueva línea de montaje en la nave conocida como Sevilla 2, donde hay un espacio que quedó liberado que se empleaba para el ensamblaje de la caja J de cinco velocidades. Además, las instalaciones de Sevilla 1 albergarán nueva maquinaría de mecanizado para fabricar las piezas que componen el producto, para lo cual también se adaptarán equipos existentes en la actualidad.

Importantes inversiones

La inversión para iniciar la actividad de la RDO será millonaria. Así, solo para la parte del montaje se tendrán que desembolsar más de seis millones de euros. La intención de Renault es buscar el apoyo de las administraciones públicas tanto autonómica como central. En relación al empleo, no está definido qué contratación será necesaria porque dependerá de los volúmenes que se manejen, no obstante, en un inicio podrían ser varias decenas de empleados los que ingresen.

Hasta el arranque de la producción de la reductora en Sevilla, los modelos eléctricos que se comercializan en Europa llevan una caja producida por Nissan en Japón, según fuentes del sector, que explican que es la misma que la que se hará en España, salvo que incorpora un inhibidor para evitar unas interferencias que podrían darse por la frecuencia de la radio japonesa sobre el par motor.

La nueva adjudicación refuerza a las fábricas españolas de Renault en materia de electrificación. Anteriormente, ya se había confirmado la fabricación de versiones híbridas enchufables de la segunda generación del Captur y del Mégane, cuyas baterías se ensamblarán en la antigua Nave ZE del Twizy en Valladolid. Por lo demás, y estando pendiente de confirmación del grupo, en 2021 se añadirían dos versiones híbridas de la segunda generación del Kadjar, según adelantó esta publicación en el pasado mes de febrero.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.