Publicidad: CarGarantie garantías sin riesgos
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El nuevo Corsa, una revolución muy deportiva
Fábricas Producto

El nuevo Corsa, una revolución muy deportiva

La sexta generación del Corsa ya está aquí. El utilitario, fabricado en Figueruelas, ha alargado y ensanchado sus líneas, dando una imagen mucho más racing

Opel Corsa 2019

Desde que Opel comenzó a señalar a principios de año de que la sexta generación del Corsa sería algo totalmente diferente a lo que acostumbraba la marca, no mentía. Si bien es cierto que ya a principios de junio desveló la versión eléctrica (la primera en su historia), es ahora cuando ha sido presentada la totalidad del modelo, que cumple 37 años desde que el primero salió de la fábrica de Figueruelas (Zaragoza).

Con el techo 48 milímetros más bajo que sus antecesores, una longitud de 4,06 metros y 28 milímetros más de batalla para proporcionar mayor estabilidad, la apuesta por la deportividad en el nuevo Corsa es más que palpable. Siguiendo la misma línea, el asiento ha bajado 28 milímetros, dotando al coche de un puesto de conducción más pegado al suelo, y, por tanto, más ágil.

El primer vehículo de la marca alemana dentro de la matriz de PSA solo se fabricará en cinco puertas, y se le ha aplicado una reducción de pesos tan grande que el conjunto cae por debajo de los 1000 kilos. Con hasta 40 kg menos en la carrocería  y 15 en el motor, los ingenieros de Opel han logrado reducir hasta 108 kg respecto a la versión anterior. Además, el capó pasa de fabricarse en acero a hacerlo en aluminio, por lo que se consiguen ahorrar también 2,4 kg adicionales.

En cuanto a la mecánica, existen hasta tres opciones dentro del modelo. Por un lado, encontramos los gasolina, todos con motores de 1.2 litros: el más básico, 75 CV con transmisión manual de 5 marchas; el medio, de 100 CV y 230 Nm de par, que puede ser manual de 6 marchas o automático de 8 según las preferencias del cliente; y, por último, el tope gama, 130 CV turbo con 230 Nm, que únicamente se comercializará con cambio automático. Seguidamente, la tecnología diésel vuelve a Figueruelas, ya que, después de que la generación anterior dejase de utilizar este carburante, el nuevo Corsa podrá montar un motor de gasóleo de 1.5 litros, 102 CV y 250 Nm de par, el cual vendrá únicamente con transmisión manual de 6 marchas. Por último, la versión eléctrica ya presentada, de 136 CV y autonomía de 330 kilómetros.

Otra de las novedades la encontramos en la parrilla, la cual es descrita como “activa”, ya que se abre cuando el coche necesita refrigeración y se cierra una vez que los sensores consideran que suficiente, haciendo así que el flujo de aire no acceda a la zona del motor, consiguiendo una menor resistencia al aire. Con el mismo objetivo, incluye de serie un pequeño alerón trasero, y se han carenado prácticamente todos los bajos, por lo que el coeficiente aerodinámico de todo el conjunto se queda en 0,29 Cx.

Respecto al interior, llama la atención la limpieza del panel, que en el tope gama va recubierto de cuero al igual que el volante, y lleva incorporado cargador inalámbrico de móvil y pantalla de hasta 10 pulgadas (de 5 en el básico). Tanto los mandos como los asientos envolventes pueden estar calefactados, y estos últimos incluyen función de masaje. Además, en un paso más allá por la tecnología de conducción, incorpora control de crucero autorregulable por radar (algo nuevo en el segmento), cámara frontal y alertas de colisión frontal y lateral.

Cualquiera de las versiones podrá encontrarse en el mercado a partir de noviembre, desde 16.300 euros el más básico (75 CV gasolina), hasta los 33.600 € del Corsa-e ‘First edition’, pasando por los 18.200 € del acabado Elegance y los 19.500 € del GT Line.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.