Publicidad: CarGarantie garantías sin riesgos
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Las negociaciones por el convenio colectivo del Metal en Vizcaya siguen encalladas
España Fábricas

Las negociaciones por el convenio colectivo del Metal en Vizcaya siguen encalladas

Los sindicatos continúan sin ponerse de acuerdo con la patronal en las medidas que debe incluir el nuevo convenio del sector vasco del metal

Manifestación sindical en Bilbao el pasado 24 de junio (fuente: Industria CCOO)

Después de que la plataforma conjunta de los sindicatos vascos del metal —ELA, CCOO, UGT y LAB— y la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM) volviesen a reunirse el pasado 10 de septiembre para tratar de llegar a un acuerdo sobre la firma del nuevo convenio colectivo, las negociaciones siguen en el mismo punto que antes del verano.

Por el momento, el único avance que parece haber por parte de la patronal en cuanto a las peticiones de las organizaciones sindicales ha sido una nueva propuesta de “garantía mínima salarial para los trabajadores y trabajadoras del sector que se encuentran por encima de las tablas del convenio”, según afirma la propia Federación. También ha presentado dos ofertas en materia de igualdad de género, y de seguridad y salud laboral (aunque no se ha hecho público el contenido de ninguna). La única información sobre ambas es que “son acordes con lo que se está firmando en otros convenios sectoriales del entorno”.

Pese a esto, desde la plataforma recriminan que la FVEM solamente “de pasitos muy pequeños”, y que no se acercan a lo solicitado desde el principio de las negociaciones. Al parecer, la postura de los sindicatos no se habría movido desde mayo, debido a que lo presentado entonces era “un documento de mínimos”. Estiman además que una de las cuestiones principales para ellos, el derecho de subrogación, no ha sido ni tan siquiera contemplado por la patronal, añadiendo a esto que, según datos de UGT, existen hasta 35 convenios a nivel provincial que ya incluyen medidas en este sentido.

El otro punto de conflicto a la hora de llegar a un acuerdo pasa por la revalorización de los sueldos de los trabajadores. La petición inicial de los sindicatos incluía un aumento del IPC +2 en tablas en 2018, 2019 y 2020, basada en el cálculo de que, desde la firma del último convenio en 2011, la inflación se ha elevado hasta un 6%. Sin embargo, las empresas lo aceptan siempre y cuando se contabilice únicamente a partir de este año, lo cual, según interpretan desde la plataforma sindical, supondría que no se pagasen los atrasos del año pasado.

La próxima reunión entre ambos colectivos está fechada el 18 de septiembre, con la amenaza de las 5 jornadas de huelga convocadas entre el 30 y el 4 de octubre en el horizonte. Desde la FVEM exigen que estos paros no lleguen a producirse, aludiendo a “la situación actual del sector con unos mercados, cada vez con mayores niveles de incertidumbre”. Por su parte, CCOO, UGT, LAB y ELA (a quienes se han sumado el resto de organizaciones sin representación en la mesa negociadora) han reafirmado su posición, además de añadir una manifestación el día 21 delante de la propia sede de la patronal en Bilbao.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.