Publicidad: CarGarantie garantías sin riesgos
La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » BMW Serie 1, una tercera entrega con más espacio y conducción mejorada
Producto

El nuevo BMW Serie 1, más espacio y mejores prestaciones para la conducción

El fabricante alemán pone a la venta la tercera entrega de su berlina compacta, el Serie 1, con la que suma casi 2,5 millones de clientes desde su llegada a las carreteras. El modelo, que se oferta con tres motores diésel y dos de gasolina, ha experimentado mejoras en el espacio interior, en las prestaciones dinámicas y en el equipamiento tecnológico.

BMW Serie 1 de tercera generación

La apuesta en el segmento de las berlinas compactas de BMW se renueva por completo con el lanzamiento de la tercera generación del Serie 1, que ya está a la venta en España. La marca bávara, que se adentró en este tipo de carrocería en 2004 con la comercialización de la primera entrega del modelo, ha reforzado los dos principales atributos que destacan de este coche sus más de 2,4 millones de clientes en todo el mundo —132.000 en nuestro país—: el diseño y la habitabilidad. Todo ello con una oferta que ha dejado de lado respecto a la versión precedente la silueta de tres puertas, contemplando exclusivamente la de cinco.

Con una longitud y una batalla 5 mm y 20 mm más cortas —hasta los 4.319 mm y 2.670 mm—, y una anchura y una altura que crecen 34 mm y 13 mm —hasta los 1.799 mm y los 1.434 mm—, respectivamente, el nuevo Serie 1 cuenta con una presencia exterior más imponente y, sobre todo, más deportiva. Estas cualidades se consiguen, por un lado, gracias a un frontal con una calandra, una parilla con los tradicionales riñones de la marca y unas entradas de aire más grandes, así como un conjunto de faros led de serie; y, por otro lado, a una trasera con un alerón sobre el portón, una salida de escape doble con diámetros de hasta 100 mm, un difusor y unos pilotos en forma de L —opcionalmente pueden ser led—. Además, destaca una nueva gama de llantas de aleación que incluye, por primera vez, la opción de 19 pulgadas.

Fruto de las nuevas dimensiones, se ha mejorado notablemente el espacio interior, afectando tanto a las plazas delanteras como traseras e, incluso, al maletero, que gana 20 litros hasta sumar un almacenaje total de 380 —1.200 con los asientos abatidos—. Junto a ello se ha renovado el interior, en el que sobresale un nuevo volante, una nueva consola central, un nuevo salpicadero, unos nuevos paneles de puertas, un techo panorámico con apertura eléctrica —opcional— y un sistema de infoentretenimiento y un cuadro de instrumentos virtual con pantallas de hasta 10,25 pulgadas.

Conducción más ágil

BMW también ha querido dotar al coche de una mayor agilidad sobre la carretera, algo en lo que ha contribuido la reducción de hasta 30 kg en el peso del modelo, debido a la incorporación de mayor cantidad de aluminio con acero de alta resistencia en diferentes puntos de la carrocería.

La oferta mecánica se compone de tres opciones diésel (116 CV, 150 CV y 190 CV), con filtro de partículas, catalizador de absorción de NOx y tecnología de reducción catalítica selectiva, y dos gasolina (140 CV y 306 CV). Los dos motores de mayor potencia en cada combustible disponen de tracción integral, frente al resto que tienen delantera. En cuanto a las transmisiones, están disponibles una manual de seis marchas, una de doble embrague de siete velocidades y una automática de ocho relaciones.

Para poder disfrutar de una conducción más dinámica, la marca destaca como clave el actuador contiguo para la limitación del deslizamiento de la rueda, una tecnología que se hereda del BMW eléctrico i3s y que permite una mejor tracción al acelerar, en las curvas o al circular sobre mojado. Asimismo, contribuye un control dinámico de tracción y la posibilidad de escoger entre tres tipos de suspensiones.

En cuanto al equipamiento tecnológico, el Serie 1 ha dado un gran paso adelante, al poder disponer de un head-up display en color de 9,2 pulgadas, una llave digital con la que se puede abrir, cerrar y arrancar el coche con el móvil, un asistente personal por voz al que se le pueden dar instrucciones y que aplica las preferencias del conductor, y una amplia oferta de asistentes a la conducción, en la que destacan el control de crucero activo, el aviso de colisión y peatones con frenada urbana y el sistema de aparcamiento automático en línea o batería, que cuenta con una función que guarda maniobras hacia delante de hasta 50 metros que pueden reproducirse marcha atrás de manera automática.

El coche, con el que BMW se marca el objetivo de ganar más clientela joven, se vender a partir de 28.800 euros para el motor de 140 CV de gasolina.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.