La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Los proveedores españoles de automoción esperan crear 1.380 empleos en 2019
Componentes España

Los proveedores españoles de automoción esperan crear 1.380 empleos en 2019

Sernauto estima ligeros crecimientos para el ejercicio 2019 respecto al anterior, tanto en empleo (+0,6%) como en facturación (0,5%).

María Helena Antolín, presidenta de Sernauto

Los proveedores españoles de automoción, representados por Sernauto, prevén que el empleo en el sector crecerá un 0,6% en 2019, lo que supondría crear 1.380 nuevos puestos de trabajo, que se sumarían a los actuales 230.100 directos –372.800 si se tienen en cuenta los indirectos–.

En total, según ha revelado la asociación en la presentación de los resultados del año 2018, se han creado “casi 40.000 nuevos empleos directos” en los últimos cinco años, de los que 5.000 corresponderían al ejercicio pasado.

En cuanto a la facturación, Sernauto también espera incrementar los números ligeramente, un 0,5%, lo que supondría ingresar 185,5 millones de euros más y alcanzar los 37.355 millones de euros. En 2018, el crecimiento fue de un 2,6%.

Récord de exportación

El ascenso de las ventas se debió a que se marcó un nuevo récord de exportación con 21.415 millones de euros (+7%), lo que supone que el 57,6% del negocio se generó en el exterior. La caída de la producción en España en 2018 afectó a los fabricantes de componentes, que redujeron su facturación de primer equipo en nuestro país un 5,9%, situándose en 10.270 millones de euros. En cambio, la industria de recambios creció un 3,2%, hasta los 5.485 millones.

A pesar de que el sector continúa su tendencia alcista, el director general de Sernauto, José Portilla, reconoció que se está frenando ese crecimiento, en parte, por la incertidumbre, los aranceles y las tensiones internacionales por temas como el Brexit.

Más preocupación por España que por Francia

Preguntado por el anuncio de Francia de censurar los vehículos de combustión en 2040, el director general señaló que preocupa más España, y el Gobierno nacional ha dado tranquilidad evitando la palabra prohibición en el último redactado.

Por su parte, la presidenta de la asociación, María Helena Antolín, destacó que es complicado decir cómo van a ser los cambios a nivel empleo con la implantación de la electromovilidad porque no se sabe lo que va a pasar, ni a qué velocidad va a cambiar el mercado automovilístico. Lo que sí ha aclarado es que el sector se está adaptando.

En este sentido, Portilla defendió que aunque los vehículos del futuro incorporen menos piezas, va a seguir incrementándose el valor añadido que representan estos componentes, con cuestiones como el aligeramiento de los materiales o dispositivos claves para los coches autónomos, lo que debería compensar el negocio.

Equipar los beneficios fiscales

En relación a la inversión en nuevas tecnologías, esta industria destinó 1.545 millones de euros a I+D+i en 2018, lo que supone el 4,2% de su facturación. Precisamente, en este punto piden a la Administración que equiparen los beneficios fiscales de los productos al de los procesos, lo que supondría pasar del actual 12% a un 25%.

También en el capítulo del desembolso realizado por estas empresas hay que destacar que se destinaron “más de 2.000 millones de euros en incrementar y mejorar sus capacidades productivas”.

Por último, en relación a la reciente visita organizada por Sernauto y el ICEX a China, apoyada por la ministra de Industria, Reyes Maroto, Portilla ha declarado que la intención era demostrar a los inversores del país asiático la capacidad de España para suministrar equipos a los fabricantes de vehículos.

De cara a la posibilidad de establecer fábricas de baterías, el director general ha recordado que “se trata de una inversión brutal” por lo que sería conveniente recurrir a la colaboración público-privada. A la vez, ha dado especial relevancia a que se establezcan suministradores de estos componentes en nuestro país porque “la batería no viaja”: la de un coche medio pesa unos 450 kilos, por lo que lo conveniente es que estas fábricas estén a “unos 50-100 kilómetros de radio”.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.