La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La articulación de la Alianza queda en duda ante la negociación de Renault y FCA
Internacional

La articulación de la Alianza queda en duda ante la negociación de Renault y FCA

Todavía se desconoce qué papel jugaría Nissan en la empresa que surgiría si se diera la fusión entre su socio, Renault, y FCA. Su CEO, Hiroto Saikawa, se ha mostrado abierto a los cambios que puedan darse «con vistas a fortalecer la Alianza», aunque también ha reconocido que habría que emprender una «revisión fundamental».

El CEO de Nissan, Hiroto Saikawa

Dentro de los diálogos sobre la posible fusión entre Renault y FCA, hay una incógnita que no se ha despejado por completo: en qué lugar quedaría la Alianza establecida entre la firma francesa, Mitsubishi y Nissan. Y, sobre todo, el papel que jugaría este último en el nuevo conglomerado.

Renault, quien posee el 43% de su accionariado (y Nissan, a su vez, tiene el 15% de este), quiere convencer a la japonesa de que una integración con el consorcio italo-estadounidense «solo puede mejorar la Alianza», en palabras de su presidente, Jean-Dominique Senard. Asimismo, FCA, en el escrito en el que anunció su propuesta, no se olvidó de las dos empresas niponas, y aseveró que gracias a la operación obtendrían un beneficio de 1.000 millones anuales.

Pese a esto, de acuerdo con Reuters, Nissan no tuvo conocimiento de las negociaciones entre Renault y FCA hasta apenas unos días antes de que la noticia se hiciera pública. La reunión entre los altos ejecutivos para tratar el tema no se daría hasta más tarde; el 28 de mayo, Senard, voló a Japón y mantuvo con sus socios un diálogo «abierto y transparente», como dijeron en el comunicado conjunto posterior.

El grupo encabezado por Hiroto Saikawa, que tendría un papel estratégico en aspectos como la incursión en el mercado asiático y el desarrollo de vehículos eléctricos, hasta ahora se ha mostrado abierto a los posibles cambios que puedan darse «con vistas a fortalecer la Alianza». «En general, no vemos ningún aspecto particularmente negativo», argumentó ante los periodistas.

Aunque la decisión, finalmente, «la tendrán que tomar las dos empresas (Renault y FCA)», a Nissan —matizó— le gustaría que se llegara a un resultado que proteja sus intereses. Días después reconoció que, de materializarse la propuesta de fusión, esta «alteraría significativamente la estructura» armada con su socio, lo que requeriría «una revisión fundamental de la relación existente» entre ellos. Aun así, la incursión de FCA, apuntó el japonés, «podría ampliar el campo de juego para la colaboración y crear nuevas oportunidades para sinergias más extensas».

Inician las audiencias de Ghosn

La relación entre la marca y Renault pasa por un periodo convulso desde la caída de Carlos Ghosn. Detenido en Tokio el pasado noviembre y acusado de desviar fondos de Nissan, el exlíder de la Alianza ya ha comenzado con las audiencias que anteceden al juicio, el cual no se prevé que inicie hasta 2020.

En los últimos meses, se ha podido ver a los responsables de ambas firmas celebrar un memorándum de entendimiento que marcaba un «nuevo comienzo» para su pacto. Pero tampoco han faltado los momentos de tensión, debido a la propuesta que Renault planteó a Nissan para fusionarse; un movimiento del que se ha hablado largo y tendido en varias ocasiones y al que la japonesa, esta vez, respondió que no estaba interesada.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.