La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » VW Navarra ya fabrica más T-Cross que Polo
España Fábricas

VW Navarra ya fabrica más T-Cross que Polo

Cuentan en la fábrica de Landaben (Navarra) que nació porque el marqués de Huidobro Alzurena estaba buscando cómo colocar los motores y cambios que producía en Cantabria y cuyo principal cliente era Fasa Renault. El 30 de septiembre de 1966, y tras un acuerdo con la British Motor Corporation, salió el primer Morris creado por Automóviles de Turismo Hispanoingleses (Authi).

VW T-Cross 625

Nunca creería el marqués que, tras unos años de peripecias en las que se fabricaron Morris, Mini, Seat (el 124 y el Panda, todavía con licencia Fiat) e incluso Lancia (Beta y HPE), el grupo automovilístico más poderoso del mundo, el Grupo Volkswagen, produciría dos modelos en ese centro, 53 años más tarde. Pero incluso, sin remontarse tan atrás, pocos pensarían que el T-Cross, el SUV que se comenzó a fabricar el 21 de diciembre de 2018, tendría más volumen que el mítico Polo que conquistó la factoría en 1984.

Pese a que en un inicio, la idea era que se ensamblarían 700 Polo y 700 T-Cross al día, la pujanza de los SUV de pequeño tamaño ha dado la vuelta a la situación, y después de cinco meses fabricándose ha alcanzado una cuota de 750-770, frente a los 630-650 Polo. En conjunto, se espera que en 2019 se hagan 320.227 unidades, de las cuales 178.000 serán T-Cross y 142.000 Polos, según el director de Producción de VW Navarra, Miguel Ángel Grijalba.

Esto habla de la flexibilidad del centro navarro que, como adelantó La Tribuna de Automoción en una primicia de su edición impresa (ver número 554, correspondiente a la segunda quincena de mayo de 2019), ha contratado a 160 empleados para crear un turno de desplazamiento de pausas. Estos trabajadores entraron en la planta el 20 de mayo y se formarán hasta el 10 de junio.

Después, su trabajo consistirá en relevar a los operarios que vayan parando para descansar de forma que la fábrica no se detenga en ningún momento y poder dar salida a una demanda, en cierto modo inesperada, que en España ha dejado un volumen de 1.650 pedidos, según la directora de VW en nuestro país, Laura Ros.

Domingos por la noche

La forma en la que se ha conseguido invertir la situación en favor del T-Cross, ha sido implementado un turno el sábado por la mañana y otro el domingo por la noche en la actividad de chapa para adelantar trabajo del producto nuevo. Precisamente, este es el único departamento (está dividido en dos áreas) que limita, en cierto modo, la producción de este modelo porque no permite hacer más que el 50% de cada coche. En montaje y en pintura, se podría hacer el 100% SUV y no habría problema.

Por otro lado, hay que destacar que los más 750 Polo que se han dejado de hacer en Landaben, han recaído en Sudáfrica, pese a que el centro español sigue siendo fábrica líder ambos modelos. Sea como fuere, el 6 de marzo de 2016 –cuando se firmó el acuerdo del segundo modelo había 4.382 trabajadores– y ahora hay 4.877, de los que entre un 12 y un 13% son mujeres.

A buen seguro que si el marqués de Huidobro Alzurena lo viera se sentiría orgulloso de lo lejos que ha llegado la fábrica que montó para poder colocar más motores en España y que ahora es capaz de ensamblar un coche cada 54 segundos.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.