La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La Audiencia Nacional confirma casi la totalidad de las multas de Competencia a los concesionarios del Grupo VW
Concesionarios y talleres España

La Audiencia Nacional confirma casi la totalidad de las multas de Competencia a los concesionarios del Grupo VW

Ignacio Anasagasti / Pablo M. Ballesteros / Madrid

La Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional ya ha resuelto los recursos presentados por los concesionarios de las redes de Volkswagen, Audi y Seat contra las multas impuestas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en mayo de 2015, por una supuesta formación de cártel para la fijación de precios en el mercado automovilístico. De acuerdo con las sentencias emitidas, con fecha 26 de marzo de 2019, y a las que ha tenido acceso La Tribuna de Automoción, casi la totalidad de los distribuidores han visto confirmadas sus sanciones, quedándoles como única salida recurrir al Tribunal Supremo.

Audiencia625

En total, la CNMC sancionó a 85 empresas de distribución del Grupo VW —excluyendo los puntos propiedad de Seat S.A. que quedaron eximidos del pago por acogerse su matriz a la figura de clemencia— y de ellas, según ha calculado esta publicación solo habrían presentado recurso 68 —o al menos este número es el que se ha resuelto—, de las cuales 53 han recibido un varapalo judicial, que asciende en total a 19.567.593 euros. La multas más altas que han sido confirmadas han sido las de F.Tomé, con 2,87 millones de euros; la de Mogauto, con 1,268 millones; la de Sarsa Vallés, con 1,266 millones; y la de Sealco Motor, con 1,003 millones. Por su parte, las más reducidas son las de Talleres Mecánicos Guernica, con 14.340 euros; la de Auto Irache, con 15.132 euros; y la de Auto Real, con 18.201 euros.

Aparte de los 53 concesionarios a los que se ha desestimado su recurso, hay otros tres, Comercial Pébex, Automóviles Bermar y Automoción Marvi que han sido, igualmente, castigados, aunque no se les imputan sanción alguna porque son negocios que habían cerrado anteriormente, concretamente en 2014, en los dos primeros casos; mientras que en el tercero se produjo una cesión de actividad, también en ese año, a otra sociedad.

Del total de recursos, solo cinco han sido estimados completamente, de modo que a esas compañías, Alluitz Motor, Talleres Xátiva, Centrowagen, Udalaitz y Santano Automoción se les devolverá por completo el aval que formalizaron para iniciar la vía judicial y que ascendía al mismo importe de sus multas, esto es, 5.669 euros; 117.118 euros; 185.920 euros; 8.388 euros; y 101.958 euros.

Un paso por detrás de estas sociedades se encuentran otras siete a las que se les ha estimado parcialmente el recurso, que son Riomóvil, Safamotor, Parte Automóviles, Utrewal, Iruña Móvil, Técnicas Industriales del Motor e Innovaciones del Mediterráneo. Para las cinco primeras, la Audiencia Nacional ha dictaminado que se recalcule la sanción, porque se ha reducido el periodo de cálculo; mientras que las dos últimas han quedado liberadas del pago de la multa, que se elevaba a 326.272 euros y 101.516 euros, respectivamente.

Al margen de los concesionarios, otros agentes que han salido mal parados han sido las asociaciones de distribuidores de Seat (Ancosat) y la de VW, Audi y Skoda (Acevas), que mantienen el pago de 15.000 euros. Asimismo, la empresa consultora Horwath Auditores España tendrá que abonar 82.069 euros.

En todas las sentencias, ha habido un voto particular del magistrado Santiago Pablo Soldevila Fragoso. En su caso, entiende que la CNMC excedió el tiempo para dictar la resolución por lo que da por caducado el proceso. A su juicio, tendría que haber finalizado el expediente sancionador en 18 meses y, aunque el organismo supervisor pidió dos suspensiones por la complejidad del proceso, argumenta que en ninguno de los casos estuvo justificado.

El capítulo de las redes del Grupo VW es el primero en salir a la luz. A él le seguirán próximamente otros expedientes, como el de las marcas y de otros grupos de distribuidores.

El origen del expediente

Cabe recordar que la macroinvestigación, por fijación de precios en el sector de la automoción, por la entonces llamada Comisión Nacional de la Competencia (CNC) comenzó después de la denuncia de Seat S.A. (propietaria de las filiales del Grupo VW en España), el 24 de abril de 2013.

De esta forma, la compañía, que entonces comandaba Francisco Javier García Sanz, se acogió a la cláusula de clemencia —la empresa demandante se exime del pago de multas o se le reduce la sanción, así como a sus filiales, a pesar de que fueran parte de la supuesta práctica ilícita— ante el órgano supervisor.

El hecho de que haya tantos concesionarios del Grupo VW y pocos escapen del cerco de Competencia es fruto de que en la denuncia Seat S.A aportó 3.788 folios, según el Pliego de Concreción de Hechos al que tuvo acceso La Tribuna de Automoción y publicó en exclusiva en la primera quincena de noviembre de 2014 (nº 449).

En ese sentido, es probable que en el caso de las otras redes afectadas —Opel (5,65 millones), Nissan (4,035), Land Rover (3,2) Hyundai (2,02), Toyota (1,66), Chevrolet (1,7) y Volvo (1,26)— se vean menos perjudicadas porque, en principio, Competencia cuenta con menos pruebas. En total, entre todos los distribuidores implicados suman 182 empresas.

De la misma forma, debería ocurrir con las 18 marcas implicadas (si se restan las cuatro del Grupo VW que se han eximido por la cláusula de clemencia), que han recibido multas por valor de 133,2 millones de euros. En total, la automoción afrontó una sanción de 231,4 millones, que se quedaban en 178,1 millones netos, si se restaba la parte que afectaba a las filiales de la multinacional alemana. No obstante, la mayoría están reclamadas ante la Audiencia Nacional, que ya ha empezado a emitir su veredicto.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.