La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Daimler y Geely cierran un acuerdo para salvar Smart de las pérdidas
Internacional

Daimler y Geely cierran un acuerdo para salvar Smart de las pérdidas

Los coches, que serán únicamente eléctricos, saldrán al mercado a partir del año 2022 y se fabricarán en unas instalaciones ubicadas en China.

El presidente de Geely, Li Shufu, con el de Daimler, Dieter Zetsche.

Tras unas semanas de especulaciones sobre cuál sería el futuro de Smart, por sus malos resultados financieros, Daimler y la empresa Geely anunciaron la creación de una joint-venture que se centrará exclusivamente en la creación de modelos eléctricos.

El acuerdo entre la compañía alemana y la firma china contempla, además de una participación del 50% para cada una de las partes, que los automóviles de pequeño tamaño se produzcan en una fábrica diseñada específicamente para este fin.

Los modelos que saldrán de estas instalaciones, que se ubicarán en China, saldrán al mercado a partir del año 2022, aunque por el momento, Daimler seguirá elaborando la actual generación de Smart en la planta de Hambach (Francia), donde se monta el EQ fortwo, y en la de Novo Mesto (Eslovenia), encargada del EQ forfour.

Pérdidas continuas

Debido a sus cuantiosas pérdidas —la consultora Evercore ISI estima que oscilan entre los 565 y los 792 millones de dólares por año—, el destino de Smart fue, desde hace semanas, el blanco de todas las dudas. Un reportaje de Handelsblatt llegó a insinuar que a Ola Källenius, quien sucederá al presidente de Daimler, Dieter Zetsche, podría no temblarle el pulso a la hora de poner fin a una marca cuyas ventas cayeron, en 2018, un 4,6%, hasta las 128.802 unidades.

El intento de sacar a flote al fabricante no supone la primera unión de fuerzas entre Daimler y Geely, que ya colaboraron para crear en 2018 una empresa de servicios de movilidad premium. Además, el presidente de Geely, Li Shufu, compró el 9,7% del grupo alemán y se convirtió en su accionista mayoritario.

Por otra parte, la alemana también ha anunciado que Smart saldrá de EEUU y Canadá, alegando, entre otros factores, que allí estos coches han perdido cuota de mercado. Y no les falta razón: en los tres primeros meses del año, la marca comercializó en EEUU únicamente 231 unidades, un 28% menos respecto al mismo periodo de 2018.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.