La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » BMW Serie 3: más grande, más ligero y mejor conectado
Producto

BMW Serie 3: más grande, más ligero y mejor conectado

El nuevo modelo viene con seis motorizaciones diferentes: dos de gasolina cuatro cilindros; tres de diésel cuatro cilindros y un diésel de seis cilindros.

serie3625

Deportividad, diseño e innovación: el BMW Serie 3 quiere reinventarse con su séptima generación y lo hace aferrado a estos tres pilares, con los que pretende mantener su esencia de icono pero dejando una estela de modernidad. La berlina, que ha vendido más de 15 millones de unidades en todo el mundo y permanece como uno de los modelos estrella del fabricante alemán, apuesta ahora por un mayor confort, que consigue otorgando más espacio tanto al conductor como a los pasajeros, y por avances tecnológicos que mejoran la conducción y la conectividad.

Esta generación gana en tamaño, ya que con sus medidas de 4,71 metros x 1,83 metros supera en 85 mm y 16 mm de largo y ancho, respectivamente, a su predecesor. La distancia entre sus ejes es de 2,85 m y sus vías han ganado en anchura, con lo que el vehículo, de acuerdo con la firma, gana en aplomo y agilidad. El coche también ha reducido su peso, gracias a la integración de materiales más ligeros en la carrocería.

En cuanto a las motorizaciones, el nuevo Serie 3 se presenta con seis: dos de gasolina cuatro cilindros; tres de diésel cuatro cilindros y un diésel de seis cilindros, con una potencia máxima entre 150 CV y 265 CV. A estos hay que añadirles una versión más deportiva M Performance y el híbrido enchufable iPerformance —con 60 kilómetros de autonomía—, que saldrán a la venta este verano. Los tres acabados disponibles, Sport, Luxury y M Sport, permiten una mayor personalización a la versión básica, que incluye paquete de compartimentos, retrovisor interior con anti-deslumbramiento, control automático de climatización en tres zonas y control de distancia de aparcamiento.

La dotación de serie introduce el BMW Live Cockpit, en el que reina la pantalla de 8,8 pulgadas, cuyas funciones pueden optimizarse con la versión plus, que agrega, entre otras funcionalidades, el Touch Controller y dos puertos USB.

Una de las grandes bazas, la conectividad, se personifica en el BMW Intelligent Personal Assistant, que facilita la experiencia gracias a su reconocimiento de voz. A través de comandos sencillos, enunciados con lenguaje cotidiano, el asistente puede informar sobre el estado del vehículo o ayudar a ejercer acciones como bajar y subir la temperatura, cambiar de emisora o incluso espabilar al conductor, si este avisa de que está cansado. El sistema, además, tiene la garantía de no quedar desfasado gracias al Remote Software Upgrade, que proporciona actualizaciones automáticas.

Como novedad para esta generación también destaca el Reversing Assistant (Asistente de marcha atrás), que resulta especialmente útil si, por ejemplo, el coche queda atascado en un lugar estrecho en el que ya no puede avanzar. Con esta funcionalidad, el automóvil puede retroceder, de forma autónoma, hasta 50 metros, dado que esta berlina memoriza los movimientos que realiza hacia delante cuando va a menos de 37 kilómetros por hora.

Habrá que esperar unos días, hasta el 9 de marzo, para que esta nueva generación aterrice en los concesionarios, con unos precios que partirán desde los 38.600 euros.

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.