La nueva generación CLS, novedad de Mercedes en el Salón de París

La nueva generación de las berlina coupé CLS será una de las novedades de Mercedes Benz en el Salón del Automóvil de París, que abrirá sus puertas del 2 al 17 de octubre próximos.

 

La segunda generación del CLS, de la que la marca no ha informado sobre las motorizaciones, llega seis años después de que la marca alemana sorprendiera con una berlina de cuatro puertas y silueta coupé, que en su abrió un nuevo segmento, seguido hoy por el resto de sus competidores premium del mercado.

Desde octubre de 2004, Mercedes ha vendido 170.000 unidades de este modelo en todo el mundo, relevado ahora por una nueva generación que adelanta las líneas futuras de la marca.

El CLS de nuevo cuño mantiene las proporciones de su antecesor, al igual que el capó largo y tendido, ventanillas laterales estrechas y sin marco, y perfil de techo aerodinámico, inclinado hacia atrás.

Destaca a primera vista el nuevo diseño del frontal, que recuerda al Mercedes-Benz SLS AMG. La parrilla del radiador no está integrada en el capó y obedece a un diseño independiente, explica la marca.

Mayor visibilidad

El CLS se apunta a la iluminación LED, de forma que todas las funciones dinámicas de alumbrado están diseñadas con esta tecnología, de mayor potencia lumínica y menor consumo.

Los faros se componen, de arriba hacia abajo, de tres planos con acabado en forma de flecha. En el plano superior se encuentra el intermitente; por debajo la llamativa luz de posición incluyendo la función de luz de cruce, y en el plano más bajo de los faros se encuentran las funciones de luz de carretera y de visión nocturna «Nightview».

Un total de 71 diodos luminosos confieren al vehículo un aspecto inconfundible e incrementan su visibilidad de manera perceptible en comparación con los sistemas anteriores. EFE