BMW, GM y Toyota, afectados por el golpe de Estado en Egipto

Alberto Gutiérrez Molinero/ Madrid

Tres de las principales marcas que operan en Egipto, BMW, General Motors y Toyota se han visto afectados por el golpe de Estado y la inestabilidad política que ha vivido el país en los últimos días. BMW y GM han cerrado sus fábricas y concesionarios hoy en todo el país, según ha publicado Automotive News.

egipto movilizacionesBMW espera volver a la normalidad el domingo, asegura este rotativo, que es el primer día de la semana en el país árabe, ya que su fin de semana es el viernes y el sábado, por lo que sus operaciones solo se verían alteradas significativamente hoy.

Por su parte, General Motors también ha decidido cerrar hoy como “medida de precaución”. El fabricante norteamericano que vende modelos de la marca Opel y Chevrolet en Egipto tienen una fábrica en El Cairo, al igual que Toyota, que a pesar de todo ha mantenido la actividad de su planta, que emplea a 700 personas, según su página web. Sin embargo, la marca nipona sí cerró los 25 concesionarios que tiene en el país desde el 29 de junio hasta el 1 de junio, pero reabrió sus concesiones el martes día 2.

Según Automotive News, los 38 concesionarios de Renault no se han visto afectados por las movilizaciones y tampoco su producción, ya que la marca francesa no tiene fábrica en el país árabe.

Egipto es el tercer productor de África, después de Sudáfrica y Marruecos. El año pasado se ensamblaron 36.800 unidades, un 31% menos que en 2011, según la Organización Internacional de Fabricantes de Vehículos a Motor.

Hasta abril, Chevrolet era la marca más vendida en Egipto, seguido de Hyundai, Toyota, Kia y Renault.